jueves, 13 de junio de 2013

UN PAPEL EN UNA ROCA: ‘ESTAMOS ROBANDO TU TIERRA’

La zona industrial de la colonia ilegal de Ariel puede ser visto desde el pueblo, al igual que Bruchin,

Un agricultor palestino encontró accidentalmente un trozo de papel debajo de una roca, tan sólo unos pocos días después de haber sido colocado, en él se le informaba que ya no era dueño de su propia tierra. El documento, sin fecha, estaba escrito en hebreo y árabe, y lo habían ocultado bajo una roca en los campos de un agricultor del pueblo de Bruqin, en Palestina ocupada. Exactamente la nota decía que la tierra del agricultor estaba siendo confiscada para la extensión del asentamiento ilegal de Bruchin [también escrito como Brukhin].
Este agricultor no fue el único al que se le informó de esta manera este nuevo crimen. Más propietarios de tierra, entre ellos el alcalde de la localidad, recibieron las mismas notificaciones. Además, esta semana el Jerusalem Post publicó un anuncio de que más de 500 nuevas viviendas se construirán en tierras robadas a Bruqin y en los pueblos vecinos de Sarta y Kafr-ad-Dik (el propio artículo no hizo mención de los pueblos, lo que implica que no existen). El número exacto de dunums de tierra que han sido robados no está claro. Se les ha concedido a los aldeanos 60 días para presentar quejas oficiales a las autoridades de ocupación. Las nuevas viviendas para los colonos ilegales se pueden construir en cualquier momento.
Áreas de  tierra robada a Bruqin, Sarta y Kafr-ad-Dik (Foto de Stop the Wall)
El asentamiento ilegal de Bruchin comenzó como una base militar en 1999. No mucho tiempo después, las primeras casas fueron construidas en una colina, hoy en día, hay alrededor de 50 de ellas. De acuerdo a los residentes de las aldeas palestinas, esas y cualquier casas de construcción nuevas serán entregadas libremente a los colonos ilegales. Este es uno de los trucos del estado de Apartheid israelí, en el que suele aumente el número de colonos en los  asentamientos ilegales en la Palestina ocupada: proporcionándoles viviendas  construidas en las tierras robadas a los verdaderos propietarios palestinos.
Todos los asentamientos en Palestina son ilegales según el derecho internacional. En 2012, la colonia ilegal de Bruchin fue "legalizada" como "un establecimiento autorizado " por aquel mismo poder que no respeta los derechos humanos, ni las leyes internacional – incluso las propias-.  El último robo de tierras anunciado en Bruqin, Sarta y Kafr-ad-Dik es sólo otro lógico paso en este crimen.
Bruqin está ubicado a 13 km al oeste de la ciudad de Salfit; la zona industrial de la colonia ilegal de Ariel puede ser visto desde el municipio, al igual que Bruchin. Además de los robos constantes de tierras, las invasiones militares y los ataques de los colonos,  el pueblo está sometido a graves presiones de las aguas residuales y aguas servidas que son libertadas desde los asentamientos y sus fábricas. Bombeo subterráneo, de aguas residuales  con químicos contamina los recursos hídricos locales y provoca enormes daños al medio ambiente natural, el río de aguas residuales de los colonos que atraviesa el pueblo es sólo un ejemplo de este tipo de comportamiento. Los residentes dicen que los casos de cáncer en Bruqin son mucho más altos que el promedio Palestina, los niños en particular están sufriendo.
La ubicación de Bruqin, Sarta y Kafr-ad-Dik, al igual que otros pueblos vecinos, es de importancia estratégica: la Gobernación de Salfit cuenta con algunas de las zonas de aguas más productivas del Acuífero Occidental, un recurso hídrico fundamental en Palestina. También caen en el camino del "dedo de Ariel ", un proyecto sionista que pretende anexar tierras palestinas mediante la conexión de las muchas colonias ilegales de la zona. También cortaría Cisjordania en dos, poniendo aún más presión sobre el pueblo palestino.


Movimiento de Solidaridad Internacional / Traducción: Palestinalibre.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada