viernes, 19 de mayo de 2017

Las fuerzas israelíes, los palestinos se enfrentan en Ramala marcha solidaria

Esta foto muestra a un incendio durante los enfrentamientos entre las fuerzas israelíes y palestinos protestan en solidaridad con los presos en huelga de hambre cerca de la Beit El asentamiento israelí al norte de Ramallah, 11 de Mayo, 2017.
Las fuerzas israelíes se han enfrentado con cientos de palestinos, que habían resultado de una manifestación en solidaridad con los presos en huelga de hambre, hiriendo a casi una docena de manifestantes.
Los enfrentamientos estallaron cerca del asentamiento israelí de Beit El norte de Ramallah el jueves, cuando las fuerzas israelíes dispararon munición real, balas de acero recubiertas de goma y gases lacrimógenos para evitar que se acerca a un puesto de control militar.
Las fuerzas israelíes también utilizaron cañones de agua que contiene el líquido maloliente para difundir la multitud. La agencia de noticias palestina Ma'an informó que 11 manifestantes resultaron heridos en los enfrentamientos.
Esta foto muestra enfrentamientos entre las fuerzas israelíes y palestinos que protestaban en solidaridad con los presos en huelga de hambre, cerca del asentamiento israelí de Beit El, al norte de Ramallah, 11 de Mayo, 2017.
Marcha del jueves fue llamado en solidaridad con más de 1.600 prisioneros palestinos, que han ido a la huelga de hambre para expresar su indignación por las duras condiciones en las cárceles israelíes. 
La acción de protesta, conocido como la libertad y dignidad de la huelga, comenzó el 17 de abril Es dirigida por un líder encarcelado del movimiento palestino Fatah, Marwan Barghouti.
Un manifestante palestino se prepara para lanzar una piedra hacia las fuerzas israelíes durante los enfrentamientos después de una protesta en apoyo de los presos en huelga de hambre cerca de la Beit El asentamiento israelí al norte de Ramallah, 11 de mayo de 2017. (Foto AFP)
"Estamos entrando en un período muy crítico" para la huelga de hambre," qadura fares, jefe del Club de Presos Palestinos, dijo en la manifestación de Ramallah.
"Un gran número de prisioneros ya no puede moverse de su cama o cuidar de sus necesidades básicas“, agregó.
locales palestinas dijeron a Ma'an que las fuerzas israelíes habían reforzado la seguridad en toda la Cisjordania ocupada en medio de protestas en solidaridad con los presos en huelga de hambre.
De nuevo en 2012, una huelga de hambre similares, la participación de unos 2.000 prisioneros palestinos, que terminaron después de un acuerdo se alcanzó con las autoridades israelíes a poner fin a la política de internamiento sin juicio o cargo.


lunes, 15 de mayo de 2017

Barghouti advierte contra las conversaciones israelíes, dice falso vídeo

Las mujeres palestinas ondean sus banderas nacionales con una imagen de líder de Fatah Marwan Barghouti encarcelado durante una protesta para mostrar su solidaridad con los presos en huelga de hambre en las cárceles israelíes, en Beirut, Líbano, el 4 de mayo de 2017. (Foto AP)

El ex líder de Fatah, Marwan Barghouti, ha advertido en contra de la reanudación de las conversaciones con Israel después jefe de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas se reunió con líderes de Estados Unidos en Washington.
El líder de Fatah encarcelado reunió con su abogado Jader Shkirat el domingo por primera vez desde que comenzó la huelga de hambre hace aproximadamente un mes y le entregó una carta publicada más tarde en los medios de comunicación.
En la carta obtenida por la televisión al-Mayadeen del Líbano, Barghouti advirtió en contra de la reanudación de las llamadas conversaciones de paz entre israelíes y palestinos sobre la base de los mismos principios que han “demostrado ineficaces en el pasado.”
La última ronda de conversaciones se derrumbó en abril de 2014, con los asentamientos israelíes citaron entre las principales razones del fracaso. Asentamientos son considerados ilegales bajo el derecho internacional, ya que se construyen en tierras palestinas ocupadas.
Las declaraciones de Barghouti se produjeron después presidente de Estados Unidos Donald Trump discutió maneras de reanudar el proceso político palestino-israelí durante una reunión con Abbas en la Casa Blanca a principios de este mes.
Barghouti también instó a Fatah y el movimiento de resistencia palestino Hamas para entrar en un acuerdo de reconciliación nacional.
Se pidió a los palestinos para llevar a cabo actos de “desobediencia civil” para conmemorar el Día de la Nakba, que marca el aniversario del desalojo forzoso de cientos de miles de palestinos de su tierra natal en 1948.
El Día de la Catástrofe está marcado oficialmente cada año el 15 de mayo, pero la ocasión este año coincide con una huelga de hambre siendo observado por más de 1.600 prisioneros palestinos en cárceles israelíes.
Barghouti, el líder de la huelga de hambre de los presos palestinos en las cárceles israelíes, se comprometió a continuar la acción de protesta hasta que alcanzan sus objetivos.
“Prometo a usted ya todos los presos que estamos continuando la campaña estómago vacío y la campaña por la libertad y la dignidad hasta lograr nuestros objetivos, y que nada va a romper la voluntad o determinación de los presos a pesar del asalto en ellos y el opresión que están haciendo frente “, escribió Barghouti.
Y añadió: “Hago hincapié en que todos los esfuerzos por chantaje y difíciles movimientos sólo aumentará la determinación de los prisioneros.”
foto de archivo del ex líder del movimiento Fatah Marwan Barghouti

El abogado de Barghouti dijo que su cliente había perdido 13 kilogramos (28 libras) desde el inicio de la huelga de hambre, agregando que escalar la protesta y dejar de beber agua.
Shkirat dijo además el líder encarcelado negó la autenticidad de un video preparado por la autoridad cárceles de Israel la semana pasada, que supuestamente mostró Barghouti tomar los alimentos en su celda.
Los presos palestinos entraron en los 29 días de su huelga de hambre en las cárceles israelíes el lunes, en medio de informes de que muchos de ellos están en condiciones críticas.
El Comité Nacional para la libertad y la dignidad de la huelga, que actúa como un frente de la campaña, llamó a una huelga comercial 11 a.m.-2 p.m. el lunes, donde estarían cerradas todas las tiendas, describiendo los próximos días como días de confrontación con el israelí ocupación.
También pidió el boicot de los productos israelíes con motivo del Día de la Nakba, pidiendo a todos los comerciantes a cumplir con la llamada.
El comité instó además a la Asamblea General de la ONU y el Consejo de Seguridad y todas las organizaciones de derechos a que asuman sus responsabilidades y obligar al régimen de Israel a respetar el derecho internacional humanitario.
Barghouti se inició la acción de protesta el 17 de abril y se unió a cientos de compañeros de prisión. La huelga de masas, conocido como la libertad y la dignidad de la huelga, pretende obligar a las autoridades israelíes en la mejora de las condiciones de reclusión y el confinamiento.

viernes, 12 de mayo de 2017

Proyecto israelí para ocupar la Ribera Occidental

Algunas fuentes hebreas informaron que Israel planea un proyecto encaminado a añadir Cisjordania a los territorios ocupados evadiendo el derecho internacional.


El proyecto convierte todas las leyes pasadas y futuras de Israel en un orden general de que todos los colonos, hombres y mujeres, están obligados a cumplir con ellos.

El ministro de Justicia israelí, Ayelet Shaked, de la Casa Judía y ministro de Turismo, Yariv Levin, del Partido Likud están trabajando en el proyecto. Yariv Levin prometió en una entrevista con una red hebrea que el proyecto será presentado pronto al Consejo de Ministros y afirmó que el proyecto no se presenta al Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

El régimen sionista afirma que parte de las leyes serán obligatorias para los colonos, ya sean hombres o mujeres por orden general, pero no aplicará todas las leyes por igual. Shaked y Levin pidieron a todos los ministerios que investiguen posibles reacciones sobre la adopción de la ley en los territorios ocupados.

Tomado: es.whatsupic.com

jueves, 11 de mayo de 2017

Israel pide a Estados Unidos que anule la resolución de la ONU sobre los asentamientos: Informe

Esta foto muestra una vista general del asentamiento israelí de Ramot en los ocupados de Jerusalén Este al-Quds 22 de enero de 2017.
Israel ha hecho un llamamiento a los EE.UU. para anular la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU que exige un alto a toda expansión de los asentamientos en los territorios palestinos ocupados, según un informe.
El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí hizo la petición al embajador estadounidense en la ONU Nikki Haley principios de esta semana, el sitio web Aurora Digital informó el jueves.
Tel Aviv también ha pedido a los EE.UU. para reducir las actividades de los órganos de las Naciones Unidas relacionados con la cuestión palestina y reducir su presupuesto y mano de obra, agregó el informe.
Washington Además, se ha pedido a disminuir el número de los debates del Consejo de Seguridad sobre Israel, que se llevan a cabo actualmente una vez al mes.
El Consejo de Seguridad aprobó la Resolución 2334, en diciembre de 2016 una votación de 14-0, con la abstención de Estados Unidos.
Esta foto muestra el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la sesión en Nueva York el 28 de abril de 2017. (Foto AFP)
La resolución señala que el establecimiento de asentamientos en los territorios ocupados, incluida Jerusalén oriental al-Quds de Israel, “no tenía validez jurídica, lo que constituye una violación flagrante del derecho internacional y un obstáculo importante para la visión de [los llamados] dos estados. ”
Exige, además, que “Israel cese inmediata y completamente todas las actividades de asentamiento en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental [al-Quds].”
La oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu describió la abstención rara Estados Unidos como “una vergüenza”.
Después de la votación, el presidente estadounidense Donald Trump pié, “En cuanto a la ONU, las cosas serán diferentes de enero después de 20 ", en referencia a la fecha de su toma de posesión.
Alentados por el apoyo de Trump, el régimen de Tel Aviv ha dado recientemente el visto bueno a la construcción de muchas viviendas para colonos en los territorios ocupados, en desafío de la Resolución 2334.
Más de medio millón de israelíes viven en más de 230 asentamientos construidos ilegalmente desde la ocupación de 1967 de los territorios palestinos.
La continua expansión de los asentamientos israelíes es uno de los principales obstáculos para el establecimiento de la paz en el Oriente Medio.

jueves, 4 de mayo de 2017

Israel planea construir 15k viviendas para colonos en Jerusalén al-Quds

Una imagen tomada el 16 de abril 2017 muestra una vista general del asentamiento judío de Ateret west de la ciudad de Ramallah, en Cisjordania ocupada. (Foto AFP)

Ministerio de Vivienda de Israel dice que el régimen de Tel Aviv planea construir 15.000 nuevas viviendas para colonos en los territorios ocupados de Jerusalén Este al-Quds en desafío a la oposición internacional.

El ministro de Vivienda de Israel Yoav Galant dijo el viernes que el ministerio y el llamado Municipio de Jerusalén al-Quds habían estado trabajando durante dos años en el plan de construcción de 25.000 unidades en Jerusalén, incluyendo 15.000 en los ocupados de Jerusalén Este al-Quds.
"Vamos a construir 10.000 unidades en Jerusalén y unos 15.000 dentro de los (extendido) los límites municipales de Jerusalén. Se va a pasar", Galant, a Radio Israel.
El plan fue denunciado rápidamente por Saeb Erekat, jefe negociador de los palestinos, que describió la medida como una violación sistemática del derecho internacional y un 'sabotaje deliberado' de los esfuerzos para reanudar las llamadas conversaciones de paz entre israelíes y palestinos.


Saeb Erekat, jefe negociador de los palestinos, habla durante una conferencia de prensa en la ocupada ciudad cisjordana de Jericó el 15 de febrero de 2017. (Foto AFP)
"Todos los asentamientos en Palestina ocupada son ilegales bajo la ley internacional", señaló en un comunicado.
Erekat subrayó, "Palestina seguirá recurrir a organismos internacionales para hacer a Israel, la potencia ocupante, responsable de sus graves violaciónes del derecho internacional en toda la Palestina ocupada."
La última ronda de las llamadas conversaciones de paz entre israelíes y palestinos se derrumbó en abril de 2014. las actividades de asentamiento de Tel Aviv se encuentran entre las principales razones del fracaso de las conversaciones.
Los asentamientos israelíes son considerados ilegales bajo el derecho internacional, ya que se basan en los territorios ocupados.
Se espera que el plan que se anunciará en el llamado "Día de Jerusalén" cuando Israel celebra su ocupación de la parte oriental de la ciudad, que cae este año el 24 de mayo, de acuerdo con el canal 2 noticias.
El anuncio coincide con la visita del presidente de Estados Unidos Donald Trump, que ha dado luz verde a la expansión de los asentamientos judíos. El viaje de Trump tendrá lugar el día o poco después del 22 de mayo.
La noticia llega un día después, dijo Trump en una entrevista que quería ver a un acuerdo de paz.
"Quiero ver a la paz con Israel y los palestinos", dijo, y agregó "No hay ninguna razón que no hay paz entre Israel y los palestinos - ninguno en absoluto."
el llamado de Trump viene mientras que los palestinos quieren Cisjordania, que Israel ha ocupado desde 1967, como parte de un futuro estado palestino, con Jerusalén oriental al-Quds como su capital.



miércoles, 26 de abril de 2017

Maruan Barguti: No van a quebrar nuestra voluntad

Maruan Barguti

El legislador palestino encarcelado, Maruan Barguti, ha subrayado que él y cientos de compañeros encarcelados en las prisiones israelíes continúan con la huelga de hambre “Libertad y Dignidad” y llamó a los parlamentarios de todo el mundo a apoyar las legítimas demandas de los prisioneros palestinos.
En una carta dirigida a los parlamentarios internacionales, Barguti dijo que las autoridades sionistas han detenido a 70 parlamentarios palestinos desde el 2002, señalando que 13 de ellos siguen en las cárceles israelíes hoy en día, en lo que constituye una acción humillante para el pueblo palestino.
“La ocupación israelí ha encarcelado a 800.000 palestinos a lo largo de 50 años, 6.500 de los cuales, incluyendo 300 menores, siguen en prisión. Según Israel, todos somos culpables por nuestro deseo de libertad”.
“Si está leyendo mi carta, esto significa que la ocupación israelí ha decidido seguir adelante con su política represiva, practicando el castigo colectivo contra los prisioneros palestinos”, dijo Barguti en su carta.
“Cuando recibas esta carta, significa que me han vuelto a poner en confinamiento solitario. Pero no nos  mantendremos en silencio, no nos rendiremos y nuestra voluntad no se romperá”.
Mientras tanto, Barguti enfatizó que la huelga de hambre es “una manera legítima y pacífica de resistir las violaciones israelíes de los derechos de los prisioneros palestinos, que están garantizados por el derecho internacional”.
Barguti, quien fue condenado por un tribunal israelí a cinco cadenas perpetuas, dijo que los prisioneros no tenían otra opción que ir a huelga de hambre para protestar contra las torturas y malos tratos y obtener sus derechos básicos como visitas familiares, tratamiento médico y educación.
Los palestinos también luchan contra las detenciones administrativas -encarcelamiento indefinido sin juicio ni cargos- que practican las autoridades de ocupación.
El legislador palestino inició junto con más de 1.000 prisioneros una huelga de hambre el el 17 de abril. El lunes, el Comité Palestino de Asuntos de los Presos dijo que la salud de Barguti estaba “deteriorándose peligrosamente”.
El Servicio Penitenciario de Israel (IPS) ha seguido castigando a los que siguen la huelga de hambre colocándolos en régimen de aislamiento. También se les niega las visitas familiares y legales de sus abogados desde que comenzó la huelga en el Día de los Prisioneros Palestinos.
El jefe del Comité Palestino de Asuntos de los Prisioneros, Issa Qaraqe, negó el domingo las informaciones aparecidas en medios israelíes, que afirmaron que unos 88 prisioneros habían puesto fin a la huelga de hambre.

http://spanish.almanar.com.lb/80390

martes, 25 de abril de 2017

Dos Estados en Palestina: un mito que favorece al Sionismo


La denominada solución de los “Dos Estados” es un invento con que el pueblo palestino ha sido engañado desde 1947.

Las Naciones Unidas, mediante la Resolución N° 181 del 29 noviembre del año 1947 recomendó la partición de Palestina entre una entidad sionista, un Estado palestino y la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) bajo control internacional. Resolución que está a punto de cumplir 70 años.
Una Resolución Vergonzosa

Una idea de partición claramente de origen y puesta en práctica por la unión entre el imperialismo y el sionismo. Una fragmentación donde resulta absurdo pensar que un político palestino, algún habitante de esa tierra pensara en un proceso de parcelación o la creación de dos Estados cuando la propiedad de la tierra, previo a la resolución N° 181 del año 1947 mostraba que el 95% de la propiedad estaba en manos de la población palestina y sólo un 5% en manos de inmigrantes judíos.
¿En qué escenario puede un pueblo aceptar mansamente que su tierra sea regalada a colonos impulsados por un sionismo con sede en Londres y París, financiados en la compra de tierra por el Fondo Nacional Judío – creada el año 1901 en Basilea, Suiza - y posteriormente protegidos por bandas armadas como la Haganá e Irgún? Y esa pregunta tiene evidente actualidad cuando resulta impensable aceptar hoy, en pleno año 2017, setenta años después de la Resolución 181, que el pueblo palestino siga sometido al arbitrio, a la ocupación, al robo de su riquezas, al expolio de su acervo cultural e histórico, a la fragmentación de su territorio, a la violación de sus derechos humanos, al asesinato de sus jóvenes y niños.
Tras ser votada esta Resolución, la Haganá - organización terrorista de los colonos judíos, antecedente del actual ejército sionista – comenzó el denominado Plan Dalet – letra D en hebrero – con el objetivo de generar las condiciones, que permitieran la conquista del territorio palestino. La consigna que movía a esta organización paramilitar fue “ninguna colonia judía situada fuera de los límites del estado Sionista, definido por la Resolución N° 181 sería abandonada o evacuada y la Haganá hará todo lo que esté a su alcance para hostigar, atacar y destruir a toda aldea y pueblo palestino que se resista a abandonar el territorio” Tras la proclamación de la entidad sionista, en mayo del año 1948 y con ello el inicio de la Nakba, todas las aldeas palestinas entre Tel Aviv y Al Quds, incluyendo los barrios palestinos de Jerusalén tenían que ser conquistados según este Plan Dalet. En los planes sionistas, desde el momento mismo de la proclamación artificial de su nacimiento se consideró que la posibilidad de una Estado palestino debía ser frenada con todos los medios a su alcance.
Para el escritor palestino Sami Hadawi en su libro Cosecha Amarga “La acción de las Naciones Unidas y su resolución de partición, estaba en conflicto con los principios básicos por los cuales se había establecido la organización mundial, es decir, defender el derecho de todos los pueblos a la autodeterminación. Al negar a los árabes palestinos, que formaban una mayoría de dos tercios en el país, el derecho de decidir por sí mismos, las Naciones Unidas habían violado su propia carta”. Efectivamente, el Plan de Partición otorgaba el 54% del territorio a Israel que sólo contaba con el 33% de la población total de Palestina, en un proceso de colonización de tierras que se había iniciado a fines del siglo XIX.
Por su parte, el también escritor palestino Edward Said nos recuerda en su libro: La Cuestión Palestina que "En 1948, en el momento en que Israel se declaró como estado, poseía legalmente un poco más del 6 por ciento de la tierra de Palestina... Después de 1940, cuando la autoridad del mandato limitó la propiedad judía de tierras a zonas específicas dentro de Palestina, continuó la compra – y la venta - ilegal dentro del 66 por ciento del área total reservada a los árabes. De esta manera, cuando se anunció el plan de partición en 1947, incluía tierra en posesión ilegal de los judíos, que fue incorporada como un hecho consumado dentro de las fronteras de la entidad sionista. Y después que Israel anunció su categoría de Estado, una serie impresionante de leyes asimiló legalmente inmensas extensiones de tierras árabes - cuyos propietarios se habían convertido en refugiados, y que fueron declarados 'propietarios ausentes' a fin de expropiar sus tierras e impedir su retorno bajo cualquier circunstancia."
Un plan aceptado por los líderes sionistas convencidos que les permitiría prepararse para una guerra que se avecinaba inevitable. Para el historiador israelí Simha Flapan es un mito creer que los sionistas aceptaran la partición de Palestina como un compromiso y que eso los hiciese abandonar sus ambiciones de hacerse con toda Palestina y reconocieran el derecho de los palestinos a tener su propio Estado. Para este intelectual israelí “la aceptación del plan de partición fue una maniobra táctica, destinada a impedir la creación del Estado Palestino y comenzar el proceso de expansión de los territorios asignados al sionismo por las Naciones Unidas”. Ello, en una maniobra avalada y apoyada por el silencio complaciente de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, que han sido desde el momento mismo del inicio del proceso colonizador de Palestina, puntales fundamentales para llevar a cabo el proyecto sionista.
Otro historiador israelí, de la corriente denominada de los nuevos historiadores, Benny Morris en su libro Tikkun afirma “Mientras la dirección de los Yishuv – nombre hebrero para los asentamientos - aceptó formalmente la Resolución de Partición de 1947, grandes sectores de la sociedad israelí – incluyendo a David Ben-Gurión – estaban en oposición o extremadamente descontentos con la partición y consideraban desde el principio la guerra como una oportunidad ideal para expandir las fronteras del nuevo Estado, más allá de las fronteras determinadas en la partición por la ONU, y esto a costa de los palestinos." 
Los Estados Árabes rechazaron el plan, no sólo porque se violaban los derechos del 67% de palestinos, confinándolos en el 46% del territorio, sino porque visualizaban que occidente había decidió apoyar la creación de una entidad cuyo objetivo político-ideológico era la expansión territorial a costa del pueblo palestino y una amenaza cierta al conjunto de los Estados árabes de Oriente Medio. Los temores frente a la entidad sionista no sólo resultaron ciertos, sino que amplificaron en mucho la idea que se tenía respecto al papel que jugaría en el balance del poder en la zona, convirtiéndose en el gendarme de Estados Unidos y las potencias occidentales en la zona. Una entidad que propiciado la división entre los propios países árabes y potencias de la región, a partir de su estrecha relación con el wahabismo saudí, los servicios de inteligencia turcos, la Monarquía Jordana y los gobiernos egipcios tras los acuerdos de Camp David.

Una Entidad Infame

Israel devino así en una cuña clavada en el corazón del mundo árabe, en un portaaviones terrestre, para todo tipo de agresiones y consolidando una política hegemónica occidental en la zona. Cumpliendo un papel de avanzada imperialista en el control de las riquezas hidrocarburíferas, en el proceso de cerco a la República islámica de Irán, tras el triunfo revolucionario del año 1979. También de herramienta tapón, contra Rusia y sus afanes de avanzar hacia el occidente tras el derrumbe del campo socialista a fines de los años 80 del siglo XX y sobre todo, un freno a las aspiraciones de autodeterminación del pueblo palestino. Utilizando para ello no sólo las herramientas políticas derivadas de su alianza con Washington, que le permiten violar las exigencias del derecho internacional, sino que le permiten actuar impunemente en el crimen cotidiano contra la población palestina, en la ocupación de su país, en la consolidación de la política de asentamientos y la decisión de no permitir el establecimiento de un Estado Palestino confinándolo en un territorio donde Israel controla los accesos, ha establecido un régimen de apartheid, posee la propiedad del aguay genera las acciones de agresión que cree conveniente cuando necesita controlar su política interna en función del supuesto tema de seguridad.
Edward Said nos recuerda que “Es un hecho simplemente extraordinario y sin precedentes que nunca se mencione la historia de Israel, sus antecedentes –a partir del hecho de que... se trata de una entidad construida sobre la base de la conquista, que ha invadido países limítrofes, bombardeado y destruido a su antojo, hasta el hecho de que actualmente ocupa territorio libanés, sirio y palestino contraviniendo la ley internacional – todo esto jamás es examinado por los medios estadounidenses o en las declaraciones oficiales... nunca se considera que juegue algún papel en la provocación de lo que los medios occidentales denominan el “terror Islámico”. El papel jugado por la entidad sionista ha sido nefasto, no sólo para los pueblos árabes, sino para la paz mundial. Su génesis ha sido la señal de muerte para la autodeterminación del pueblo palestino. No es posible pensar en un Estado palestino con la presencia de una entidad sionista que apela a su destrucción, que ve al palestino como un animal, como ganado, como un ser que carece de humanidad.
No es posible pensar en la idea de dos estados conviviendo pacíficamente, cuando uno de los actores se construye día a día a costa de la sangre de un pueblo, confinada a vivir en la prisión a cielo abierto más grande del mundo, como es el caso de la Franja de Gaza o en Bantustanes, segregados, divididos por un muro, con impedimento de tránsito para sus habitantes, con 650 mil colonos ocupando territorio palestino, como es el caso de la Ribera Occidental. No es posible pensar en la idea de los dos Estados cuando la entidad sionista ha decidió que el West Bank no existe, que los asentamientos como Ma´ale Adumin, Pisgat Ze´ev, Gilo, East Talpiot entre otros creados ilegalmente en Al Quds Oriental, deben ser anexionados a Al Quds ocupado, contraviniendo todas las resoluciones de la ONU entre ellas la N° 242 del año 1967 y la N°2334 del pasado 23 de diciembre del año 2016, por nombrar sólo dos de la cincuentena que han sido ignoradas permanentemente por la entidad sionista. Ignorancia llevada a cabo a contrapelo de la legislación internacional y sin que ello haya significado sanción alguna por parte de la ONU, que suele ser chantajeada por Israel mismo y sus valedores: Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña junto a sus respectivos lobbies sionistas tan poderosos como dotados de una conducta y decisión colonialista, racista y criminal.
El próximo 14 de mayo se cumplen 70 años desde el nacimiento de la entidad sionista, el inicio de la Nakba palestina y el comienzo de una historia plagada de crímenes cometidos contra los habitantes de una Palestina dividida hoy entre una Franja de Gaza y la Ribera occidental, sometidos al arbitrio del sionismo y sus afanes de dominio. Una historia que ha tenido agresiones, que se han saldado con la muerte de miles de palestinos, hombres y mujeres que se oponen al colonialismo sionista. Una tierra que ha visto surgir Intifadas, resistencia heroica contra una potencia militar protegida por Estados Unidos y sus aliados europeos. Una tierra que ha transitado por la discusión internacional y Acuerdos como el de Oslo, devenido simplemente en un juguete en la mesa de negociación sionista. Una historia que muestra la necesidad de combatir al régimen israelí con todas las armas posibles.
Una historia que muestra el cansancio de la población palestina, que mayoritariamente afirma que la solución basada en dos Estados ya no es viable según el Centro Palestino Para Investigación de Políticas y Encuestas – PCPSR – el 65% de los palestinos cree que seguir hablando de una solución donde la idea de los dos Estados sea lo central, es simplemente una ilusión. La encuesta indica que el 33 por ciento de los palestinos apoyan las negociaciones para lograr la creación de un estado palestino, mientras que el 37 por ciento aboga por la acción armada y el 24 por ciento respalda la resistencia no violenta donde se incluye la campaña de Boicot, desinversión y sanciones por parte de las sociedades del mundo contra Israel. Campaña pacífica pero que ha sido criminalizada por la entidad sionista.
La política de asentamientos impulsada por Israel es la prueba palpable que la decisión de la entidad sionista es pulverizar cualquier posibilidad de acuerdo con los palestinos y ante ello hay que pensar en mecanismos que permitan obligar a esta entidad colonialista, racista y criminal, a cesar su política de exterminio. No está lejano el día que el Eje de la Resistencia, que defiende a los pueblos de El Líbano, Siria e Irak, comience a dar los pasos necesarios, que conduzcan a la recuperación de la Franja de Gaza, la Ribera occidental y los Altos del Golán y se cambie la correlación de fuerzas en Oriente Medio, permitiendo la autodeterminación del pueblo palestino y la destrucción de la entidad sionista. No parece existir otra vía de solución.
El análisis político estratégico israelí tiene muy en cuenta que el Eje de la Resistencia conformada por Irán, Siria, Hezbolá, Irak y fuerzas políticas palestinas, se ha convertido en un adversario formidable, que no será llegar y embarcarse en una guerra de agresión contra Palestina nuevamente o contra El Líbano, como ha sido el interés de sectores belicista del gobierno israelí sin que reciban una respuesta contundente. Y en ese escenario el tema de los dos Estados es irrelevante. Lo que importa es la defensa del pueblo palestino y su derecho a la autodeterminación. La idea de una Palestina dotada de dos Estados es simplemente un mito, destinado a impedir que se instale el único Estado posible, uno denominado Estado Palestino con capital en Al-Quds, con retorno de todos los refugiados y la unión de todos sus territorios históricos desde el Mediterráneo al Valle del Jordán – de oeste a este – y desde el Néguev por el sur hasta el Río Litani por el norte. Lo demás es sionismo, colonialismo, racismo y crimen.

Fuente: