jueves, 13 de abril de 2017

Irlanda responderá a colonias israelíes reconociendo a Palestina

Un palestino enarbola su bandera.
El Gobierno irlandés tiene previsto reconocer en breve al Estado palestino, en respuesta a las recientes medidas expansionistas de Israel.
En una nota de advertencia enviada el martes al régimen de Tel Aviv, el embajador israelí en Irlanda, Zeev Boker, informó de la intención del Gobierno de Dublín de reconocer “próximamente” a Palestina como Estado, ha revelado este jueves el diario israelí Haaretz.
Según un funcionario citado de manera anónima por el periódico, la posible decisión de las autoridades irlandesas se debería a las recientes medidas israelíes para expandir la construcción de asentamientos en tierras palestinas en las ocupadas Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén).
La fuente también ha hecho saber que Boker se está esforzando ahora por bloquear el movimiento solicitando a la nueva Administración estadounidense, encabezada por Donald Trump, que presione al país europeo para que dé un paso atrás.
Boker ha llamado además al primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, a convocar a su contraparte irlandesa, Enda Kenny, para tratar el tema. Según Haaretz, Netanyahu también tiene planeado discutir el tema con el embajador irlandés en los territorios ocupados palestinos.
El informe sale a la luz pocos días después de que el parlamento israelí aprobara una controvertida ley que "legaliza" decenas de colonias ilegales construidas en territorios privados en Cisjordania, una medida que despertó una ola de condenas y protestas de distintos países y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Desde que el pasado 20 de enero el republicano Trump llegara a la Casa Blanca, Israel ha realizado varios nuevos anuncios de ampliación de sus asentamientos, tanto en Cisjordania como en Al-Quds, que en su mayoría son considerados “ilegales” por la comunidad internacional.
En octubre de 2014, el Gobierno sueco reconoció oficialmente a Palestina como Estado, convirtiéndose así en el primer país de la Unión Europea (UE) en hacerlo. Desde entonces ha habido una oleada de resoluciones parlamentarias en varios países del bloque comunitario, incluida Irlanda, en las que se pedía a los Gobiernos respectivos seguir el paso de Suecia.

Fuente:

Hispantv.com

miércoles, 29 de marzo de 2017

Israel se burla del mundo con los asentamientos ilegales


El régimen de Israel aprobó nuevas construcciones en la Cisjordania ocupada, y con esta medida, se está burlando de toda la comunidad internacional.
En este artículo, analizamos diferentes aspectos de esta medida y las consecuencias que podría conllevar la inacción de las organizaciones competentes al respecto.
Ocupación de territorios palestinos
El 2 de noviembre de 1917, el secretario de Relaciones Exteriores británico, Arthur James Balfour, publicó una declaración favorable a la creación de un hogar para los judíos dentro de los territorios de Palestina. Solo un año después de esta declaración, en 1918, el Reino Unido ocupó Palestina y entre 1919 y 1923, unos 35 mil judíos emigraron hacia estos territorios. También, entre 1932 y 1935, otros ciento cuarenta y cinco entraron ilegalmente con apoyo del Gobierno británico. La ola migratoria fue de tal manera que el censo realizado en 1938 mostró un aumento del 30 por ciento en la población judía en esos territorios.
La situación avanzó al punto de que, en 1945, en un acto coordinado con Washington, Londres envió otros cien mil judíos desde Europa y EE.UU. a Palestina y, en ese año, la población judía conformaba ya el 32.9 por ciento de los residentes en el país árabe. En 1948, los judíos saquearon las tierras de los palestinos y motivaron la migración de cientos de miles de ellos. En estas circunstancias, el Reino Unido dejó el Mandato de la Sociedad de Naciones sobre Palestina y el entonces premier israelí, David Ben-Gurión, declaró la independencia de su régimen dentro de los territorios palestinos.
A partir de esa fecha, los israelíes atacaron en varias oportunidades a los países árabes de la región y al resto de los territorios palestinos. En 1967, los israelíes mediante la Guerra de los Seis Días se hicieron con el control de una mayor parte de los territorios árabes y palestinos. Esta ocupación provocó la rabia de los palestinos que veían cómo saqueaban sus tierras y no toleraban la violación de su integridad territorial, no obstante, el apoyo de los patrocinadores del sionismo impidió su victoria.
Israel sigue con su expansionismo
Israel no se ha limitado a los territorios que ocupó, incluso en 1967, y últimamente, está construyendo más viviendas. Este 24 de enero, el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, y su ministro de asuntos militares, Avigdor Lieberman, dieron su visto bueno a la construcción de 2500 viviendas en la Cisjordania ocupada, cuya mayoría se ubica en las colonias de los territorios palestinos. Este proyecto es el más grande que se ha adoptado en estas tierras desde 2013.
Días antes se había aprobado la edificación de 566 unidades residenciales en colonias ubicadas en Al-Quds, ocupada por Israel desde 1967. Cabe mencionar que más de medio millón de israelíes se han hospedado en más de 230 asentamientos judíos en esta zona.
Las medidas expansioncitas del premier israelí se han intensificado especialmente desde que el republicano Donald Trump asumió la presidencia en EEUU. El magnate poco antes de llegar a la Casa Blanca, había asegurado al premier israelí que apoyara a su aliado Benyamin Netanyahu, diciendo: “No podemos seguir permitiendo que Israel sea tratado con tanto desprecio y total falta de respeto. Ellos solían tener un gran amigo en Estados Unidos, pero…….” Así que ya contando con el apoyo de EEUU, Israel quiere vengar al Consejo de Seguridad de la ONU y a todos aquellos que se le opusieron.
Israel se burla de las organizaciones competentes
Los nuevos asentamientos planeados por Israel son como una burla al Consejo de Seguridad de la ONU, la Unión Europea, la Liga Árabe y las organizaciones pro derechos humanos, como Human Rights Watch, y otras entidades que habían condenado estas acciones israelíes.
De hecho, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución con 14 votos a favor, el pasado 23 de diciembre, en la que condenó los asentamientos israelíes y los calificó de un obstáculo serio para la solución de dos Estados.
Por lo tanto, las duras reacciones desde Palestina hasta la ONU, la Liga Árabe y la UE no se hicieron esperar. El presidente palestino, Mahmud Abás, calificó el nuevo plan como provocativo y dijo: “El anuncio israelí de construir nuevas viviendas en los territorios ocupados no es más que una declaración de guerra a la paz, una declaración de guerra a la solución de dos Estados. Esto significa que el régimen de Tel Aviv está decidido a violar el derecho internacional y la resolución más reciente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.
A su vez, la ONU y la UE lo calificaron de lamentable, y consideraron que aumentan las preocupaciones acerca del fin del conflicto israelí-palestino. En este contexto, la Liga Árabe emitió una contundente declaración y, a través de su secretario general, Ahmed Abulgueit, consideró el enfoque israelí como una forma de desprecio a la comunidad internacional.
Hay que ser conscientes de que Israel, con esta medida, está desafiando a las máximas organizaciones internacionales. El Consejo de Seguridad de la ONU tiene la labor de proteger la seguridad mundial y mantener la paz, la Unión Europea es un bloque importante económico y político, sin embargo, Tel Aviv los ignora y hace lo que le viene en gana. En cierta forma, cuestionando la legitimidad de estas entidades, razón por la cual, debe producirse una reacción seria, que vaya más allá de emitir comunicados y condenas sobre el papel. De no ser así, podrían salirse de control los intentos por mantener el orden internacional.
En este mismo contexto, la falta de acción real se puede señalar como otro punto que nos aclara los motivos del caso omiso de Netanyahu a las condenas internacionales. Hasta el momento, pese a que el régimen israelí ha provocado diferentes crímenes, como la matanza de palestinos en varias guerras, además de mantener el bloqueo a la Franja de Gaza, no ha habido ninguna medida seria ni severa en su contra, así que ya es inmune ante tales críticas y condenas.
Además, ahora con el apoyo de Trump, quien también ha asegurado que trasladará la embajada de los Estados Unidos desde Tel Aviv a Al Quds, Netanyahu seguirá intensificando sus presiones a los palestinos. Por lo tanto, si no se adopta una medida eficaz contra el extremismo del premier israelí, existe una posibilidad real de que se desate una nueva guerra que podría ser letal e incluso de desgaste que devastaría la región de Oriente Medio.


viernes, 10 de marzo de 2017

Bassel A´raj, un resistente militar y cultural contra la ocupación

Bassel al A´raj
Sara Taha Moughnieh

Bassel al A’raj, un palestino de 31 años de edad y originario de Belén, un farmacéutico, intelectual y activista, quedó inscrito el lunes en la lista de héroes muertos por las fuerzas de ocupación israelíes en el camino de la liberación de Palestina.
Tras meses de búsqueda, los ocupantes israelíes no pudieron capturar a A’raj vivo. Este último participó en una batalla individual, que duró dos horas, contra la fuerza israelí que atacó su refugio, para luego tomar su cuerpo y mantenerlo en cautividad.
Poco después de que la muerte de A’raj fuera anunciada, el hashtag “the battling intellect” surgió en las redes sociales y los activistas comenzaron a informar sobre este héroe cuyo nombre fue ocultado durante meses debido al temor de los ocupantes hacia su lucha en los campos militar e intelectual.
Hace sólo dos días, el nombre de Bassel al A’raj no era popular. Hoy, la sangre de A’raj ha restablecido un espíritu de combate que ha unido a los partidarios de la resistencia militar y la resistencia intelectual.
“Nunca hubiera imaginado que este joven educado que conocí en Beirut hace dos años escogiera la opción militar. Nosotros, escritores y periodistas, preferimos decir que estamos combatiendo al enemigo intelectual y culturalmente, pero Bassel al A’raj fue el más noble entre nosotros; él combinó la resistencia intelectual y la militar”, manifestó el periodista Qassem Qassem al periódico Al Akhbar.
Aquí está la importancia de este joven que luchó contra el enemigo israelí de todas las maneras posibles y tuvo la preocupación de preservar la historia palestina en sus mínimos detalles.
“Él era altamente educado y consciente, y fue una referencia en lo tocante a la cultura palestina para muchos periodistas y activistas dentro y fuera de los territorios ocupados. Si le preguntaban sobre un traje palestino, él explicaba la historia de este traje, así como la región de la que procedía y la familia a la que pertenecía … él era como una enciclopedia”, dijo un amigo de A’raj al sitio web de Al Manar.
Jodor Salameh, activista libanés, otro amigo de A’raj, indicó que “Bassel era una fuente del conocimiento en cada campo. Él se ocupó de la relación entre la religión y la sociedad. Era capaz de establecer una ciencia social local más que una ciencia importada. Tenía una historia que contar sobre cada aldea, calle o piedra de Palestina. Conocía los nombres de todas las batallas y mártires”.
A’raj solía organizar visitas educativas para jóvenes y turistas palestinos dentro de Palestina. Los llevaba a las regiones en las que los palestinos lucharon contra los británicos e israelíes. También se ocupó de documentar las revueltas palestinas y la historia, desde antes de la Nakba (Catástrofe).
Hablando para el sitio web de Al-Manar, Salameh explicó que “Bassel vio que el camino de Palestina era recto, sin ninguna desviación o curvas. Se dedicó a documentar la causa palestina, a escribir su historia y a pasarla de una generación a otra … Era un devorador de libros y un “batallador” … y, a diferencia de muchas personas, era un buen oyente y concluía cada conversación con el nombre de un libro, una referencia o un artículo”.
“Tenía un proyecto claro que se basaba en la resistencia, ya que estaba muy influenciado por la experiencia libanesa en el campo de la lucha contra la ocupación”, agregó Salameh.
En 2015, A’raj asistió a la Conferencia de Apoyo a la Resistencia en Beirut. Tan pronto como regresó a Palestina, desapareció durante una semana junto con un par de jóvenes.
La Autoridad Palestina declaró que este grupo estaba organizando una operación militar contra los israelíes. Paralelamente, los israelíes afirmaron que este grupo había sido reclutado por Hezbolá en el Líbano. Sólo una semana más tarde, la Autoridad Palestina capturó A’raj, pero éste y sus amigos negaron su preparación en cualquier operación alegando que estaban en un viaje de campamento.
La Autoridad Palestina encarceló A’raj y sus amigos en la prisión de Bitonia. En concurrencia, el jefe de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, apareció en el Canal 10 de la televisión israelí diciendo que había abortado una gran operación dirigida a atacar a los israelíes.
A’raj y sus amigos fueron torturados en la cárcel. Al palestino “batallador”, que tenía diabetes, se le negó la medicación, un hecho que influyó en su salud. Ellos iniciaron una huelga de hambre que duró un mes. Más tarde, la Autoridad Palestina los liberó 6 meses después de la detención.
Tan pronto como fueron puestos en libertad, y sobre la base de la Política de Coordinación de Seguridad de la Autoridad Palestina-Israel, que incluye el intercambio de información entre las dos partes, la Autoridad Palestina envió un informe de investigación sobre A’raj y sus amigos a los israelíes.
Bassel luchó heroicamente contra el Ejército israelí durante dos horas.
Según es sabido, la Autoridad Palestina está de acuerdo con las autoridades sionistas en que éstas capturen a los prisioneros que la AP libera. Así, la Autoridad Palestina puede negar cualquier acusación de arrestar a los combatientes de la Resistencia.
En el acuerdo de Taba de 1995 se identificó la política de coordinación de seguridad de Israel-AP, en la que se declaraba que la Autoridad Palestina era responsable de luchar contra “los terroristas y el terrorismo” y de tomar las “medidas adecuadas” contra ellos. Esto se lleva a cabo a través de un comité conjunto palestino-israelí, que confisca las armas de Resistencia, específicamente Hamas, el Yihad Islámico y Brigadas de los Mártires de Al Aqsa.
La Autoridad Palestina detuvo la coordinación de seguridad después del estallido de la Intifada de Al Aqsa en 2000. Sin embargo, ella fue restaurada cuando Mahmud Abbas alcanzó el poder. En aquella ocasión, el primer ministro sionista Ariel Sharon dijo: “Vemos grandes oportunidades en la elección del presidente Mahmud Abbas. Esperamos que pueda dirigir a su pueblo y crear una ley democrática que respete a la sociedad, que construya sus instituciones, combata el terrorismo y desmantele la infraestructura de las organizaciones terroristas”.
“La postura de Bassel hacia la Autoridad Palestina estuvo basada en su ideología revolucionaria, ya que claramente creía que esta entidad tenía un trabajo limitado que cumplir y que, si no fuera por el beneficio que presta a la ocupación israelí, el mundo no habría permitido su establecimiento”, señaló Salameh.
Debido al martirio de Bassel, una atmósfera revolucionaria ha dominado los medios de comunicación social y este tema del martirio se ha convertido en fundamental en los últimos tres días en al menos cuatro países (Líbano, Palestina, Egipto y Jordania).
Según Salameh, “éste es un punto de transición. Hoy en día, deberíamos basarnos en la experiencia de Bassel en lugar de llorar su partida. Debemos transformar a Bassel en un referente de la lucha intelectual en curso en contra de cualquier forma de coordinación, normalización o paz con la entidad sionista”.
“Estoy seguro de que la salida de Bassel producirá una reacción negativa contra los asesinos: la Autoridad, que está persiguiendo a cualquier forma de Resistencia, y los ocupantes israelíes, que han producido decenas de miles de héroes mártires y que han cambiado el enfoque de miles de otros intelectuales al matar a Bassel al A´raj”.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Detrás de la Razón - Israel contra el mundo, Trump detrás



La resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) establece que los asentamientos que hace Israel sobre territorios palestinos, son ilegales.
Estos asentamientos y construcciones son sobre todo una flagrante violación del derecho internacional. Queda entonces así y se exhibe también así, que está prohibido lo que hace el régimen de Israel.
El planeta Tierra, a través de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) le demanda al régimen de Tel Aviv detener inmediatamente cualquier construcción más que viole justo estos parámetros legales internacionales.
¿Qué hace Israel? Se ríe, e ignora lo que diga el planeta, lo que diga la ONU, lo que diga cualquier resolución. Sólo esperó unos días a que Donald Trump se convirtiera presidente oficial de Estados Unidos, y entonces dio la orden de construir 2500 casas en territorios palestinos, desafiando así a todo el planeta.
Europa inmediatamente contesta: "Es lamentable que Israel proceda con esta política a pesar de las constantes y serias preocupaciones y objeciones que la comunidad internacional ha planteado en todos los niveles".
Pues explica que la intención de tener dos estados, uno judío y el otro palestino, parece ser la única vía para resolver el sempiterno conflicto, que ha traído miles de muertes y violaciones atroces a los derechos humanos, pero que con la actitud y la nueva decisión de Israel, se quiebra toda posibilidad para llegar a ese fin y también al diálogo conciliador.
La ONU fue tajante también al reaccionar, dice que con la decisión del régimen de Israel obstaculizaría la meta de los dos estados. “Para el secretario general no hay alternativa a una solución de dos estados... Toda decisión unilateral que pueda obstaculizar el objetivo de los dos estados preocupa al secretario general”, declara el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric.
La Liga Árabe (LA), por su parte, dijo que se trata de una gran humillación que hace Israel al mundo entero, “confirma el enfoque de Israel, pleno de desprecio y desafío respecto a la voluntad de la comunidad internacional”, destaca el secretario general de la LA, Ahmed Abul Gheit.
El régimen de Israel esperó solo unos días para que el expresidente de EE.UU., Barack Obama, se fuera, y Trump ascendiera al poder de manera formal para entonces servirse con la cuchara grande más propiedades ilegales en territorios ocupados.
Trump había dicho que Obama había tratado muy mal a Israel y que él sería su defensor. Por eso quizá el régimen de Tel Aviv reaccionó así, y por eso quizá Trump nombra a su yerno el señor Jared Kushner como asesor presidencial y quizá como un árbitro en la disputa palestina-israelí.
Pero mire quién es Kushner, es nieto de supervivientes del holocausto nazi, y de familia ortodoxa, y justo la Fundación Kushner ha destinado decenas de miles de dólares para que Israel construya asentamientos ilegales en territorio palestino. Negocio redondo, desde Oriente Medio hasta Washington.
En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen.
El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres y Madrid, siete de la tarde; México a las 12 y Colombia, una de la tarde.

Por: Roberto de la Madrid.


https://www.youtube.com/watch?v=1srP1MtHClg&feature=share

lunes, 27 de febrero de 2017

Soldado israelí le da agua a una mujer palestina de 74 años de edad y luego le dispara en la cabeza

Durante el bombardeo israelí y el incursión de la Franja de Gaza el verano pasado, un soldado israelí se acercó a una mujer palestina de 74 años, Ghalya Abu-Rida, para darle un sorbo de agua.
Él le dio el agua, tomó una foto con ella y luego le disparó en la cabeza desde una distancia de un metro. Luego vio cómo sangró hasta morir, informó el Centro de Información de Palestina.

Así es como Ahmad Qdeh, periodista de Al-Aqsa TV, describió la escena que presenció durante la última agresión israelí. El portavoz del ejército israelí, Avichay Adraee, compartió la foto de un soldado israelí que sostenía una botella de agua y ayudaba a la anciana a beber como ejemplo de la “humanidad” del ejército israelí hacia los civiles en la Franja de Gaza. 
Las ejecuciones sobre el terreno figuran entre las historias que Qdeh informó durante la agresión israelí en la Franja de Gaza. Él dijo: “Ghalya Ahmad Abu-Rida vivió en el área de Khuza’a en el este de la ciudad de Khan Younis. Vivo en esa zona también e hice un reportaje televisivo sobre su historia después de que los soldados israelíes la ejecutaron durante la agresión”.
“Durante la agresión, un soldado israelí se acercó a la anciana y posó para una foto mientras le daba agua. Luego la ejecutaron disparándole en la cabeza desde una distancia de un metro y dejándola sangrar hasta que muriera”, agregó. 
Ghalya nació en 1941. Vivió sola en una habitación cerca de la casa de sus hermanos en el barrio de Abu-Rida de Khuza’a. No tenía hijos. Su barrio fue uno de los primeros lugares invadidos por el ejército israelí durante la agresión. 
Ejecución pública 
Majed Abu-Rida, el sobrino de Ghalya, confirmó a los medios de comunicación que su tía tenía deficiencias visuales y apenas podía ver. Dijo que el ejército israelí ha clamado falsamente humanidad mientras ejecutaba a sangre fría a su tía. 
Ghalya, con su cuerpo débil y cabello blanco, se negó a abandonar su casa después de que el ejército israelí ordenó a los residentes de Khuza’a evacuar. Pensó que su vejez la protegería de ser un objetivo, así que se quedó en su casa y se negó a unirse a la mayoría de los residentes que abandonaron la zona cuando comenzó la invasión. 
El 3 de agosto, las fuerzas israelíes anunciaron una tregua y permitieron que el personal médico llegara a la zona de Khuza’a. Ghalya fue encontrada muerta después de que sangrara a muerte cuando le dispararon en la cabeza cerca de su casa, Al-Aqsa TV confirmó en un Memorándum. Su hermano confirmó que la foto compartida por el ejército israelí hizo que la familia creyera que Ghalya estaba en manos del ejército israelí. La familia también creyó que la zona en la que Ghalya apareció en la foto y el lugar en el que la encontraron confirma que las fuerzas israelíes la mataron después de tomar la foto para los medios de comunicación. 
Desinformación
Ahmad Al-Farra, profesor de medios de comunicación en las universidades de Gaza, dijo: “La foto que el portavoz del ejército israelí compartio es una propaganda engañosa del ejército israelí para presentar un retrato humano de sus soldados. Puede mejorar la oportunidad de perseguir a los soldados del ejército israelí como criminales de guerra ante la Corte Penal Internacional “. 
“Esta foto demuestra la confusión del portavoz del ejército israelí en la defensa de su ejército. Esto demuestra que mataron a civiles “, agregó.
“La ocupación israelí miente y desinforma en un intento de afectar a la opinión pública internacional. Explora los medios de comunicación árabes y la diplomacia palestina de exponer los crímenes de la ocupación israelí “. El exigió el lanzamiento de una gran campaña para exponer las mentiras y falsificaciones israelíes. 
Al-Farra subrayó la necesidad de una campaña de iluminación mediática para corregir la falsa imagen que Israel presenta sobre su ejército y la resistencia. 
Israel llevó a cabo una guerra de 51 días que cobró la vida de alrededor de 2.200 palestinos e hirió a otros 11.000.




 Tomado de:  Institutomanquehue.org

jueves, 23 de febrero de 2017

Ska P Intifada con letra



Ska P : Intifada
Seis miliones de judios aniquilados de la forma mas cruel.
Un genocido imperialista por ejercitos fascistas, de la historia hay que aprender.
Las victimas se han convertido en los verdugos se vuelven del reves,
clonizando territorios Palestinos, de nuevo atentando a la sensatez.

Muertos, muertos!!! En nombre de quin?
Muertos, muertos!!! De Israel
Muertos, muertos!!! En nombre de quin?
Muertos, muertos!!! De Yav

Que harias tu si te echaran de tu casa sin derecho a rechistar
Pisoteando tu cultura, sumergido en la locura por perder la dignidad.
Palestina esta sufriendo en el exilio la opulencia de Israel
por un govierno prepotente, preparado para la guerra, por tu ya sabes quien.

Muertos, muertos!!! En nombre de quin?
Muertos, muertos!!! De Israel
Muertos, muertos!!! En nombre de quin?
Muertos, muertos!!! De Yav

Piedras contra balas una nueva intifada en Cisjordania, en Gaza o en Jerusalem.

Ohh, quin podria imaginar oh...
que David fuese Goliath (2x)

Ohh Intifada, Intifada
Ohh Intifada, liberacin!

No confundas mi postura, soy ateo y no creo en ningun dios,
no diferencio a las personas por su raza, su cultura o su mierda de religion!
Solo condeno el sufrimiento, la injustia y el abuso de poder
Palestina es sometida a la mas terca de las guerras, la opulencia de Israel.

Muertos, muertos!!! En nombre de quin?
Muertos, muertos!!! De Israel
Muertos, muertos!!! En nombre de quin?
Muertos, muertos!!! De Yav

Piedras contra balas una nueva intifada en Cisjordania, en Gaza o en Jerusalem

Ohh, quin podria imaginar oh...
que David fuese Goliath (4x)

Ohh Intifada, intifada
Ohh Intifada, liberacin! (2x)

https://www.youtube.com/watch?v=q1wIwWrZZX8

miércoles, 15 de febrero de 2017

Israel da un paso legal hacia la anexión de Cisjordania

La nueva norma que legaliza los asentamientos no autorizados consolida las colonias salvajes 

JUAN CARLOS SANZ
Corresponsal en Oriente Próximo
Kfar Tapuah (Cisjordania)
Con tres retoños menores de cinco años, cubierta la cabeza como manda la ley judaica a las mujeres casadas, la ingeniera de sistemas Michal Gonen, de 24 años, cree firmemente que sus hijos seguirán creciendo en Samaria (denominación bíblica del norte de Cisjordania). En lo alto de un cerro jalonado de casitas con tejados rojos, un centenar de metros por encima del cruce de carreteras que llevan a Jerusalén y Tel Aviv a través de territorio palestino ocupado hace medio siglo, ella recita el mantra de los colonos: “La Biblia dice que esta tierra es nuestra; el Corán no hace ninguna mención”.

Al día siguiente de la votación en la Knesset (Parlamento) de la ley que regularizó el lunes con efectos retroactivos más de 50 asentamientos no autorizados por Israel (unas 4.000 viviendas) en Cisjordania, el Tribunal Supremo dictó una sentencia salomónica. Los magistrados ordenaron la demolición antes de 15 meses de 17 casas construidas sobre terrenos reclamados por campesinos árabes en el outpost (colonia ilegal) situado al oeste de Kfar Tapuah, el asentamiento donde vive Michal desde hace dos años. Pero al mismo tiempo avalaron la permanencia de 18 chalés prefabricados y el retranqueo forzoso de otros cuatro al amparo de la flamante norma.
La aprobación de la ley ha sido condenada ampliamente por la comunidad internacional porque pone en peligro la solución de los dos Estados al conflicto israelo-palestino. Naciones Unidas la calificó sin vacilar como “un paso hacia la anexión de Cisjordania”. Ha empezado a reaccionar en su contra hasta Estados Unidos, el principal aliado del Estado hebreo, que había mantenido silencio desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump a pesar del anunció de edificación de 6.000 viviendas en colonias judías en territorio palestino ocupado.
El propio Trump matizaba la cuestión en la edición del fin de semana del diario Israel Hayom: “No soy de los que creen que seguir expandiendo los asentamientos sea una buena cosa para la paz”. Con esta relativa vuelta de tuerca, el presidente republicano parece estar marcando el terreno a la visita oficial a Washington del primer ministro Benjamín Netanyahu, prevista para este miércoles. Sus declaraciones han sido publicadas por el periódico gratuito editado en Israel por el magnate de los casinos Sheldon Adelson (promotor del fallido proyecto Eurovegas en España), que contribuye con donaciones a las campañas políticas de ambos líderes.

Un vehículo de seguridad privada recorre la cresta del outpost del oeste de Kfar Tapuah, batido por el viento como una población fantasma abandonada desde su propio nacimiento, hace ahora 20 años. Los escasos residentes que salen al exterior de sus casas, donde se afanan en preparar la comida para el sabbat en las horas previas a la caída de la tarde del viernes, niegan el saludo a los visitantes desconocidos. La ley del silencio impera entre los colonos.
El ingeniero electrónico Elad Amsterdam, de 29 años, sostiene en la parte central del asentamiento principal que la justicia acabará dando la razón a los colonos.“Unas pocas caravanas [como llama a las casas portátiles] tendrán que ser trasladadas unos 20 metros hacia el interior, pero gran parte de las demás seguirán en su sitio”, explica antes de asegurar: “No sabemos nada de los árabes que han pedido a los tribunales israelíes que les devuelvan esos terrenos”.
Este judío ortodoxo de apariencia moderna se mudó a Kfar Tapuah hace tres años, junto con su esposa y sus tres hijos pequeños, desde la periferia de Tel Aviv a una casa de cuatro dormitorios con jardín por la que paga un alquiler mensual de 1.800 shekels (unos 450 euros), cuatro veces menos de lo que le costaría en la capital económica de Israel, adonde se sigue desplazando cada día para trabajar. “No vinimos aquí solo por el precio, sino también por la naturaleza y el ambiente solidario que se respira en esta comunidad de 200 familias y un millar de habitantes”, alega.
Vivienda prefabricada de la zona oeste de Kfar Tipuah. Al fondo los pueblos palestinos de Jamain y Zeitun  EDWARD KAPROV

Varias ONG pacifistas israelíes han presentado esta semana un recurso para declarar contraria a los principios constitucionales de Israel, que garantizan el derecho a la propiedad privada, la norma de regularización de los outpost. El propio fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit, se ha inhibido de representar al Estado en el proceso de revisión de su legalidad. Antes había advertido al Gobierno de que su aprobación acarrearía graves consecuencias para altos cargos civiles y militares israelíes, que pueden llegar a ser encausados por la Corte Penal Internacional. El Consejo de Seguridad de la ONU reafirmó el pasado diciembre en su resolución 2334 que todos los asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este, donde viven más de 600.000 colonos judíos, carecen de validez legal.
Como en cada una de las colonias, una verja coronada por una alambrada rodea Kfar Tapuah, por cuyas calles patrullan vehículos blindados del Ejército y guardas de seguridad contratados por los vecinos. En el outpost de la zona oeste se levantan además torres de vigilancia con presencia permanente de soldados. Una oficial vigila en lo alto los accesos hacia el cercano pueblo palestino de Yasuf, desde donde llega con claridad a través de los altavoces de la mezquita la voz del imán durante el sermón del viernes. Allí viven los 15 campesinos que han pleiteado con ayuda de la organización pacifista israelí Yes Din para que se les restituyan las tierras que ocupa la colonia.
Colonos y soldados
La permanente presencia de soldados entre los colonos ha llevado a la ONG antiocupación Breaking the Silence a investigar “la distancia existente entre los protocolos oficiales [de las Fuerzas Armadas] y la realidad sobre el terreno”. La directora de esta organización de militares veteranos, Yuli Novak, ha advertido en un reciente informe de que “varias décadas de ocupación han conducido a que los colonos tomen parte activa en el control militar sobre los palestinos”.
Las imágenes grabadas y aireadas en todo el mundo del disparo efectuado por un soldado el pasado marzo en Hebrón (sur de Cisjordania) para rematar a un atacante palestino que yacía en el suelo malherido y desarmado mostraron a varios colonos en la escena de los hechos. Los testimonios anónimos de militares recopilados ahora por Breaking the Silence muestran casos de estrechos lazos personales entre colonos y soldados y reflejan la presencia de civiles en operaciones del Ejército, donde llegan a dar órdenes a los uniformados.

Fuente: Elpais.com
Internacional.elpais.com

 "Sion es completamente nuestra": El presidente israelí defiende la anexión de Cisjordania

Reuven Rivlin asegura que "no habrá leyes separadas para los israelíes y para los no israelíes" durante una conferencia en Jerusalén. 

Ronen ZvulunReuters

El presidente israelí, Reuven Rivlin, lo ha dejado claro. En una intervención pública en Jerusalén ha defendido abiertamente la anexión completa de Cisjordania, subrayando que se deberá otorgar la plena ciudadanía israelí a los palestinos que viven allí, informa 'Times of Israel'.
"Yo, Rubi Rivlin, creo que Sion es completamente nuestra. Creo que la soberanía del Estado de Israel debe estar en todos los bloques", afirmó el presidente este lunes en la Conferencia Anual de Jerusalén. Hizo énfasis en que se refería a toda Cisjordania.
Con todo, el presidente sostuvo que la anexión debe garantizar derechos de plena ciudadanía para quienes viven en esas áreas, y afirmó además que "no existe una ley [separada] para los israelíes y para los no israelíes", por lo que la ley debe aplicarse "de igual forma para todos".
El discurso se produjo un día después de que el propio presidente expresara su preocupación de que cualquier movimiento de anexión unilateral que violara los derechos de los palestinos podría equivaler al apartheid.
A finales del mes pasado, Israel había aprobado la construcción de 2.500 nuevas viviendas en Cisjordania y 500 asentamientos en Jerusalén Este. Medios internacionales han indicado que estas medidas marcan un nuevo enfoque al conflicto israelopalestino tras el inicio del mandato de Donald Trump.

Todo sobre este tema Conflicto palestino-israelí
¿Se convertirán Trump y Netanyahu en los mejores aliados?
Revelan la verdadera causa de la cancelación del encuentro entre Merkel y Netanyahu

 Fuente: RT.