viernes, 15 de diciembre de 2017

Las fuerzas israelíes disparan y matan a 4 palestinos en la ocupada Cisjordania, la Franja de Gaza


Las fuerzas militares israelíes han matado a tiros a cuatro hombres palestinos en la ocupada Cisjordania y la sitiada Franja de Gaza en medio de tensiones entre soldados israelíes y manifestantes palestinos en los territorios ocupados por la reciente decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén al-Quds ocupada por Israel como la capital del régimen de Tel Aviv.
Fuentes palestinas, que pidieron el anonimato, dijeron que las fuerzas militares israelíes mataron a tiros a un palestino en el puesto de control de Beit El al norte de la ciudad de al-Bireh, ubicada a 15 kilómetros al norte de Jerusalén al-Quds. por presuntamente llevar a cabo un ataque punzante, informó la cadena de televisión árabe Al-Aqsa.
Un soldado israelí resultó herido en el presunto asalto.
El segundo palestino, identificado como Basil Ismail, murió durante enfrentamientos entre manifestantes palestinos y tropas israelíes en una ciudad al noreste de Jerusalén al-Quds.
Otro manifestante palestino, identificado como Yasir Soker, de 32 años, fue abatido a tiros por soldados israelíes en el distrito Shejaiyah de Gaza. 
Un hombre en silla de ruedas sin piernas también sucumbió a las heridas sufridas durante los enfrentamientos con las tropas israelíes en Gaza. Ibrahim Abu Thuraya, de 29 años, había perdido las piernas durante la agresión israelí de 2008 que mató a cientos de palestinos en la franja costera.
El desarrollo se produjo cuando se produjeron enfrentamientos por separado entre los palestinos y los soldados israelíes en la zona ocupada de Cisjordania después de las oraciones del viernes al mediodía.
Las fuerzas israelíes apuntaron mientras los manifestantes palestinos se reúnen cerca del puesto de control de Qalandia en Cisjordania, en las afueras de Ramallah, el 15 de diciembre de 2017. (Foto de AFP)
Las escaramuzas estallaron en Ramallah, al-Khalil (Hebrón), Qalqilya y Belén, según fuentes locales.
En la sitiada Franja de Gaza, cientos de personas marcharon después de las oraciones del viernes en la carretera de Salah al-Dein, que va desde las fronteras del norte de la Franja de Gaza hacia las fronteras del sur con Egipto.
"No haremos ningún compromiso sobre nuestros intereses o nuestra religión. Nuestro proyecto principal es la liberación de toda Palestina. Nuestra batalla continuará hasta la total liberación de Palestina. Esta es la promesa de Dios ", dijo Mahmoud Zahar, un alto líder del movimiento de resistencia islámico, Hamas.
El Ministerio de Salud palestino dijo que unos 400 palestinos resultaron heridos en los enfrentamientos.
Trump anunció su decisión de reconocer a Jerusalén al-Quds como la capital de Israel y reubicar la embajada de los EE. UU. En las tierras ocupadas de Tel Aviv a Jerusalén al-Quds el 6 de diciembre.
Los manifestantes palestinos son vistos durante los enfrentamientos con las tropas israelíes en una protesta contra la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer Jerusalén al-Quds como la capital de Israel, en la ciudad cisjordana de al-Khalil (Hebrón) el 15 de diciembre de 2017. (Foto por Reuters)
El cambio dramático en la política de Washington al-Quds en Jerusalén provocó manifestaciones en los territorios palestinos ocupados, Irán, Turquía, Egipto, Jordania, Túnez, Argelia, Irak, Marruecos y otros países musulmanes.
El domingo, violentos enfrentamientos estallaron frente a la embajada de Estados Unidos en la capital libanesa, Beirut, durante una protesta contra la decisión del presidente estadounidense. Los manifestantes quemaron neumáticos al igual que las banderas de Estados Unidos e Israel mientras empujaban para romper un alambre de púas erigido por las fuerzas de seguridad alrededor del complejo de la embajada.
Las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los manifestantes enojados. 
Jerusalén al-Quds permanece en el centro del conflicto israelo-palestino, con los palestinos esperando que la parte oriental de la ciudad sirva eventualmente como la capital de un futuro estado palestino independiente.


Fuente: Presstv.com

sábado, 9 de diciembre de 2017

Riyadh avanza en los intereses israelíes, los funcionarios palestinos se preocupan

Esta foto de archivo muestra al presidente palestino Mahmoud Abbas (izq.) Reuniéndose con el príncipe heredero saudita Mohammad bin Salman.
Funcionarios palestinos han expresado su preocupación de que Arabia Saudita esté renunciando a importantes derechos palestinos, ya que actúa detrás de escena para avanzar un "gran acuerdo" de los Estados Unidos sobre el conflicto israelo-palestino que favorece fuertemente a Israel.
Cuatro funcionarios palestinos dijeron a Reuters bajo condición de anonimato el viernes que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammad bin Salman, había comunicado una propuesta al presidente palestino Mahmoud Abbas que otorgaría el derecho al retorno de los refugiados palestinos y el estatus de Jerusalén al-Quds como capital de un futuro estado palestino a cambio de condiciones desfavorables para los palestinos, informó Reuters el viernes.
Según los informes, esa propuesta ha sido modelada por Jared Kushner, el yerno del presidente de EE. UU., Donald Trump, y "asesor principal", que ha desarrollado una estrecha relación con Mohammed bin Salman.
Los funcionarios palestinos expresaron su preocupación de que la propuesta esté demasiado en línea con los intereses israelíes y en desventaja de los palestinos, cuya tierra Israel ha ocupado.
Trump declaró el miércoles que Estados Unidos reconocía a Jerusalén al-Quds como la "capital" de Israel y había ordenado a su administración que comenzara el proceso de mudar la embajada estadounidense de Tel Aviv a la ciudad antigua.
El controvertido movimiento de Trump desató una ola de condenas por parte de la comunidad internacional y advertencias de una mayor inflamación de las tensiones en los territorios ocupados. También provocó violentos enfrentamientos entre manifestantes palestinos y fuerzas israelíes en la Franja de Gaza y Cisjordania.
Pero esa declaración fue bien recibida por Israel, que reclama la soberanía sobre toda Jerusalén, al-Quds. Esto es mientras la comunidad internacional ve a Jerusalén Este como tierra ocupada y los palestinos la quieren como la capital de un futuro estado palestino.
Los funcionarios palestinos dijeron a Reuters que temían que, con el anuncio de Quds, Trump se alinearía con Israel para ofrecer a los palestinos un autogobierno limitado en parcelas desconectadas de Cisjordania, sin derecho a retorno para la población desplazada.
Según uno de los funcionarios palestinos, la propuesta estadounidense que bin Salman comunicó a Abbas incluía el establecimiento de "una entidad palestina" en Gaza, así como en las áreas administrativas A y B de Cisjordania y el 10 por ciento de la zona C.
Según el plan, sin embargo, los asentamientos israelíes permanecerían en la ocupada Cisjordania, los refugiados palestinos no podrían regresar a su patria y el régimen de Tel Aviv mantendría el control de las fronteras, agregó la fuente.
Otro funcionario palestino dijo que bin Salman le había pedido a Abbas que respaldara la iniciativa estadounidense cuando ambos se reunieron en Riad, la capital saudí, el mes pasado.
"El presidente Trump en una llamada telefónica le dijo a Abu Mazen (Abbas): 'Tendré algunas propuestas para ti que te gustaría'. Cuando Abu Mazen lo presionó sobre los detalles, Trump no dio ninguno ", dijo la fuente.
Un tercer funcionario palestino dijo que el príncipe de la corona saudita le había dicho a Abbas: "Ten paciencia, escucharás buenas noticias. Este proceso de paz continuará ".
Mientras tanto, una fuente saudita sin nombre predijo que en las próximas semanas surgiría un entendimiento sobre la llamada paz israelí-palestina.
El analista político jordano Oraib Rantawi advirtió sobre "tratos directos y un deseo de presentar un trato injusto para los palestinos a cambio de asegurar el respaldo de Estados Unidos y allanar el camino para que la cooperación [persa] entre el Golfo e Israel confronte a Irán".
Kushner en el punto de mira
Recientemente, Kushner ha estado involucrando cada vez más a Arabia Saudita. Trump ha puesto a su yerno a cargo de la cartera de Medio Oriente, una cita que ha sido criticada, incluso por parte de algunos estadounidenses de origen israelí, que cuestionan las capacidades de Kushner o su conocimiento de la diplomacia o la política.
En una rara aparición pública la semana pasada, Kushner fue interrogado por el multimillonario israelí-estadounidense Haim Saban.
"¿Cómo operas con personas que básicamente, con todo el respeto, un grupo de judíos ortodoxos que no tienen idea de nada?", Le dijo Saban a Kushner. "¿Que están haciendo, chicos? En serio, no entiendo esto ".
¿Cuáles son los motivos de Arabia Saudita?
Shadi Hamid, investigador principal de Brookings Institution, con sede en Washington, cuestionó los motivos saudíes en un artículo en larevista The Atlantic .
"Si los funcionarios saudíes, incluido el propio príncipe heredero, estuvieran particularmente preocupados por el estatus de Jerusalén, presumiblemente habrían utilizado su privilegiado estatus como principal aliado de Trump y habría presionado a la administración para que impidiera un movimiento tan innecesariamente tóxico", escribió.
La maniobra de Arabia Saudita sobre Palestina se produce en medio de informes crecientes de que el régimen de Riad está preparando una normalización de los vínculos con Israel. En noviembre, el diario al-Akhbar de Líbano publicó una carta secreta sin fecha del ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, a bin Salman, que establecía una serie de condiciones a cambio de normalizar los vínculos con Israel.
Una de las condiciones era que los saudíes contribuirían a la resolución del conflicto israelí-palestino de décadas de duración al proponer el reasentamiento de refugiados palestinos en sus países de acogida en lugar de su regreso a su patria.
Arabia Saudita también ha cultivado relaciones aparentemente mejores con la administración de Trump, un ex hombre de negocios, al comprar miles de millones de dólares en armas estadounidenses.

Fuente: Presstv.com

jueves, 7 de diciembre de 2017

Iraq se moviliza en apoyo a Palestina y Al Quds


El líder religioso iraquí Gran Ayatolá Sayyed Ali Sistani condenó la decisión de Trump de reconocer Al Quds como la capital de la entidad sionista, lo que hiere el sentimiento de cientos de millones de árabes y musulmanes.
Él enfatizó que la decisión de Trump no cambiará la realidad de que la ciudad de Al Quds está ocupada y su soberanía pertenece a los palestinos.
El Gran Ayatolá también hizo un llamamiento a la nación (Ummah) para que despliegue esfuerzos y una filas para la restitución de Al Quds.
Por su parte, el movimiento iraquí Al Nuyaba amenazó el jueves con atacar a las fuerzas estadounidenses en el país luego del reconocimiento por parte de Trump de Al Quds como capital de la entidad sionista.
“La decisión de Trump (Donald Trump, presidente de EEUU) relativa a Al Quds (Jerusalén) legitima los ataques contra las fuerzas de EEUU en Iraq”, dijo Akram al Kaabi, líder del movimiento de Al Nuyaba, en un comunicado de prensa.
“La irresponsable decisión de Trump de reconocer a Al Quds como capital de los sionistas hará revivir el levantamiento para eliminar esta entidad del cuerpo de la nación islámica”, agregó.
Oficialmente, el Pentágono afirma que 5.262 soldados estaban en Iraq, pero, de acuerdo con otras cifras dadas por fuentes militares estadounidenses, serían alrededor de 9.000.
El movimiento de Al Nuyaba, nacido en 2013, es parte del Hashid al Shaabi, creado en 2014 para luchar contra la organización wahabí Daesh.
Por su parte, Sayyed Moqtada al Sadr ha pedido al gobierno iraquí que cierre la embajada de EEUU.
El ministro de Exteriores, Ibrahim Yaafari, convocó al embajador de EEUU en Iraq para entregarle una protesta oficial contra la decisión estadounidense en relación a Al Quds.


http://spanish.almanar.com.lb/154211

Rohani y Erdogan: Al Quds es parte integrante de Palestina. El mundo islámico tiene que movilizarse



Durante una entrevista telefónica, los presidentes iraní y turco han llamado a la unidad de todos los musulmanes del mundo.
Este miércoles 6 de diciembre, durante una conversación telefónica, el presidente de la República Islámica de Irán, Hassan Rohani, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, reaccionaron a un posible reconocimiento por parte de EEUU de la ciudad de Al Quds como capital de la entidad sionista.
Los dos presidentes afirmaron que los musulmanes deben estar unidos y ser solidarios frente a esta decisión de la Casa Blanca.
Rohani y Erdogan llamaron a todos los países musulmanes y amantes de la paz a movilizarse contra este proyecto de Washington.
Ambos señalaron también que Al Quds forma parte integrante de Palestina.
“Todos los estados musulmanes deben movilizarse lo más rápidamente posible para contrarrestar las medidas de Washington con respecto a Al Quds. Es el régimen israelí el que está en el origen de la inestabilidad e inseguridad en Oriente Medio y el que se burla de todas las resoluciones adoptadas por la ONU”, señaló Hassan Rohani.
Erdogan calificó de “preocupante” la decisión del presidente norteamericano y dijo que Trump pudo hacer tal anuncio porque el mundo musulmán está muy dividido en este momento.
El presidente turco señaló además el jueves que la decisión de Trump encierra a la región “en un círculo de fuego”.
“Esta decisión (de Trump) pone al mundo, y especialmente a la región, en un círculo de fuego”, declaró Erdogan a la prensa en Ankara.


http://spanish.almanar.com.lb/154123

NYT: Bin Salman propuso a Abbas “Abu Dis” como capital para Palestina

El diario The New York Times publicó informaciones sobre una propuesta de Arabia Saudita en torno a que la ciudad de Abu Dis sea la futura capital de palestina.

Según NYT, el príncipe heredero Mohammed bin Salman presentó su propuesta al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, durante su visita sorpresa a Riad el mes pasado.
El Príncipe Mohammed bin Salman esperaba que su iniciativa surtiera efecto en el futuro. Abu Dis es un pequeño pueblo palestino ubicado en la gobernación de Jerusalén.
Arabia Saudita propuso una nueva iniciativa de paz en la que la ciudad de Abu Dis, cerca de Jerusalén, se convertiría en la capital de un futuro estado palestino, reveló The New York Times. 
Según el periódico, el príncipe heredero Mohammed bin Salman presentó su propuesta al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, durante su visita sorpresa a Riad el mes pasado.
Por su parte, los líderes palestinos intentaron el domingo obtener apoyo diplomático para convencer al presidente estadounidense, Donald Trump, de abandonar un proyecto sobre un posible reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel.
Según NYT, la propuesta saudita hizo que muchos sauditas en Washington y en el Medio Oriente se preguntan si Bin Salman está cumpliendo los compromisos del presidente Donald Trump con relación al acuerdo palestino-israelí para obtener el visto bueno estadounidense, presionar a los palestinos u ofrecerles una propuesta generosa. O quizás porque Abbas, que se ha debilitado internamente, según el periódico, quiere enviar señales por objetivos personales de que él está bajo presión de Riad.

FUENTE: THE NEW YORK TIMES


Tomado de: Almayadeen.net

lunes, 4 de diciembre de 2017

Abbas y Hamas acuerdan enfrentar a EE.UU. si Trump declara a Jerusalén como capital israelí


El presidente palestino, Mahmud Abbas, y Hamas llegaron a un acuerdo para enfrentar a Estados Unidos, si Donald Trump declara a Jerusalén como capital israelí.
Los dos líderes palestinos acordaron utilizar todas las capacidades mediáticas locales para servir a la ‘Batalla por Al-Quds’.

“Abbas e Ismail Haniyeh, jefe de la oficina política de Hamas, urgieron a los palestinos a salir el miércoles a las calles de todos los territorios para expresar su ira por la posible decisión del presidente de EE.UU. de declarar Jerusalén capital israelí”, informó un comunicado de Hamas.
Haniyeh hizo hincapié en la necesidad de mantener la unidad palestina para enfrentar estos peligrosos desafíos y continuar en el camino de la reconciliación nacional.
Asimismo, aseguró que los planes estadounidenses sobre la ciudad santa del mundo musulmán representan un “cambio muy peligroso” y requieren que los palestinos trabajen unidos para contrarrestar estas medidas.
A su vez, el mandatario palestino enfatizó que adoptará decisiones muy importantes, si la Administración estadounidense decide finalmente trasladar su embajada de la ciudad de Tel Aviv a Jerusalén. 
Los dos líderes palestinos acordaron utilizar todas las capacidades mediáticas locales para servir a la ‘Batalla por Al-Quds’, y detener cualquier forma de tensión o conflictos internos en los medios palestinos.
El pasado sábado, Hamas amenazó con una “Intifada” ‎en Jerusalén, si EE.UU. reconoce a esa ciudad como capital israelí.‎
Los palestinos consideran la parte oriental de Jerusalén como capital de su futuro Estado. La comunidad internacional niega la soberanía israelí en la zona este de la urbe tras su ocupación por parte de Israel en la Guerra de los Seis Días de 1967 y la posterior anexión en 1980.

Los estudiantes palestinos, objeto de un acoso permanente por los soldados de ocupación israelíes


La organización humanitaria israelí Betselem denunció el lunes lo que identificó como continuo acoso que sufren estudiantes palestinos en la ciudad cisjordana de Al Jalil (Hebrón), por acciones de soldados israelíes y pobladores sionistas.
Esa ONG documenta en un vídeo cuatro situaciones ocurridas entre octubre y noviembre por estudiantes y maestros de la escuela Ziad Hamuda, del barrio de Al Nasarah, cerca del asentamiento judío de Kiryat Arbab.
Un portavoz de Betselem, Amit Gilutz, comentó que lo que se ve en el audiovisual es parte de la ocupación y no son casos únicos, sino una muestra de cómo es la rutina bajo la ocupación israelí.
El acoso constante es parte de la política para forzar a los palestinos a que se muden del centro de la ciudad, lo cual hace muy difíciles sus vidas, señaló Gilutza.
Uno de los ejemplos mostrados es el de A.J., niño de 12 años que, a punto de entrar al recinto escolar, es increpado por un soldado por preguntar por qué le están grabando con el móvil.
De repente, un soldado me atacó. Me golpeó en la parte posterior del cuello. Luego vino otro soldado y me empujó contra la pared. Luego, un tercer soldado intervino y les alejó, dejándome ir. Desde entonces, tengo miedo de ir al colegio solo, aseguró el menor a Betselem.
Otras imágenes muestran cómo los uniformados retienen e identifican a los profesores que acompañan a los niños, cómo los jóvenes no pueden volver a casa al salir de clase porque se lo impiden los militares o la tensión que en ocasiones deriva en el lanzamiento de gases lacrimógenos.
La presencia de los soldados afecta a la capacidad de los niños para estudiar, influye en sus logros e impide la posibilidad de que tengan una rutina razonable en la escuela, indica la ONG en un comunicado.

http://spanish.almanar.com.lb/152935