sábado, 4 de enero de 2014

Alianza saudí-sionista contra los musulmanes expuestos

foto de archivo

Hay mucho en común entre los saudíes y los sionistas. Ambos son regímenes ilegales que ocupan tierras sagradas. Su alianza secreta se ha expuesto. Los musulmanes deben tomar las medidas adecuadas para hacer frente a este fenómeno.

Dos regímenes usurpadores ilegítimos, uno liderado por los sionistas en la Tierra Santa y el otro por nachdíes beduinos de la península arábiga, se han visto obligados por la rápida evolución de exponer sus largamente mantenido lazos secretos. No sólo los musulmanes, sino también a muchos no musulmanes ecuánimes reconocer la ilegitimidad del régimen paria sionista en la Tierra Santa. Los saudíes, sin embargo, han sido capaces de ocultar su verdadera identidad afirmando ser "defensores de la Haramayn", las dos ciudades santas de La Meca y Medina. Si es así, tienen una extraña manera de reclamar este, por un lado, mientras que siendo totalmente subordinada al imperialismo EE.UU. y el racismo sionista en el otro.

Fue el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien hace varios meses se menciona la alianza sionista-saudí en el contexto de confrontar el Irán islámico. Había hablado de los regímenes árabes, pero dado el tamaño y la importancia de Arabia Saudita, estaba claro, estaba hablando sobre el régimen de Riad. Egipto, el otro jugador importante en la escena árabe, había abrazado durante mucho tiempo el régimen sionista públicamente.

Dos fallos de las políticas han obligado a la relación secreta entre Riad y Tel Aviv a salir a la luz pública: la política saudita israelí en Siria y su política de tratar de aislar a Irán islámico en la región. Ambos han desentrañado como consecuencia de la evolución más allá de su control. Los saudíes, en particular, no sólo están furiosos por su patrona desde hace mucho tiempo, los EE.UU., sino también en pánico porque Washington ha establecido contactos, aunque tenue, con el Irán islámico.

Entre una serie de contactos entre los saudíes y los sionistas, la última fue un breve encuentro entre el ex jefe de la Arabia Saudita de inteligencia, el príncipe Turki al-Faisal, y el ex embajador israelí en Washington (1992 - 1996), Itamar Rabinovich, en Mónaco, a mediados de diciembre.Según un informe de la radio israelí, Turki negó públicamente las manos con Rabinovich en la Conferencia de Política Mundial. Sus contactos han progresado tanto que Rabinovich tomó la inusual decisión de invitar a Turki a pronunciar un discurso ante el parlamento israelí, la Knesset.

Turki informa, declinó la oferta - lo que iba a decir a los ocupantes sionistas de Palestina? - Pero el hecho de que la oferta fue hecha indica sus relaciones son profundas y se han establecido desde hace mucho tiempo. La oferta también muestra el grado de confianza que tienen en sí.Rabinovich es un experto en política de Siria y con claridad que estaba planeando para activar el antiguo maestro de espías Arabia más profundamente aunque el jefe de la inteligencia saudí actual, Bandar bin Sultan es más profundamente involucrados con los sionistas.

Ambos regímenes han sido críticos de la política de EE.UU. en Siria y el acercamiento entre Washington y Teherán. Los sionistas han sido contundente hasta el punto de ser desagradable, como es su costumbre. Los saudíes han sido más diplomático con sus amos norteamericanos en público, pero no menos vehementes en su denuncia de América apertura a Teherán.

Los saudíes Percibo un cambio perceptible en la política de EE.UU. en la región. El presidente Barack Obama hizo conocer esto cuando anunció un cambio de política hacia la región Asia-Pacífico para enfrentar el creciente poder de China. Los saudíes ven claramente esto como indicación de su menor importancia a los EE.UU.. Además, Obama sorprendió a los saudíes cuando se negó a lanzar un ataque militar contra Siria el pasado verano en lo que hoy se conoce como un plan cuidadosamente orquestado por Bandar. Esta fue una bofetada en la cara personal de Bandar y la humillación pública de Arabia Saudita que se creyó durante mucho tiempo a ser el aliado indispensable de Estados Unidos en la región.

Poco después, Bandar anunció que, en adelante, el reino sería ir por libre en Siria sin coordinar su política con Washington. El resultado ha sido la creación de lo que se llama el "Frente Islámico", un grupo de seis o siete diferentes facciones rebeldes que ha tenido en el, el Ejército Libre de Siria, respaldado por Occidente (FSA). Según varios informes, los combatientes delanteros islámicos apoyados por Arabia y financiados han invadido las posiciones de la FSA y el apoderado de sus arsenales de armas de depósitos cerca de la frontera con Turquía. El jefe de la FSA Salim Idriss También según los informes sobre la marcha.

Los sauditas están decididos a sabotear la conferencia de Ginebra II sobre Siria que está programado para el 22 de enero. Grupos de respaldo saudí están planteando condiciones de participación que es casi seguro que arruinar las posibilidades de que la celebración de una conferencia. El gobierno sirio también ha dicho que sólo asistirá si no hay condiciones previas.Esto es lo que Lakhdar Brahimi, la ONU y la Liga Árabe, el enviado había anunciado cuando la fecha de Ginebra II se hizo público en noviembre.

Fuerzas del gobierno sirio han estado haciendo progresos constantes recientemente como los grupos rebeldes luchan entre sí. Esto les ha debilitado considerablemente. Además, sus prácticas bárbaras han repelido mayoría de los sirios. Ellos no quieren que el régimen de Bashar al-Asad para ser sustituido por gente caer en decapitaciones y canibalismo. Este tipo de comportamiento no es impedimento para los saudíes, quieren al-Assad retira sin importar el precio que el pueblo sirio puede que tengan que pagar. Por eso millones de sirios son los refugiados y la ONU han pedido por $ 6.5 billones en ayuda de emergencia de lo contrario estas personas se enfrentan a la inanición virtual. Las condiciones en los campamentos de refugiados en el Líbano si o Jordania son espantosas. Nevadas recientes, inusual para la región, se han sumado a los problemas de los refugiados.

La difícil situación de los refugiados, sin embargo, no es algo que molesta a los saudíes. En su lugar, le dan la bienvenida, ya que granjea más simpatía por el pueblo sirio, que Arabia Saudita puede culpar al régimen de Assad. Es interesante notar que incluso el secretario de Estado John Kerry EE.UU. ha anunciado que podría reunirse grupos rebeldes sirios afiliados a al-Qaeda.¿Acaso los EE.UU. no invade Afganistán para deshacerse de al-Qaeda o fue sólo un ardid para invadir el país montañoso, pero rica en minerales?

El autor intelectual de la alianza saudí-sionista es Bandar. Durante su larga permanencia como embajador saudí en Washington, cultivó estrechos vínculos con los neoconservadores, especialmente los sionistas. Mujeres Sus lujosas fiestas eran bien conocidos por la bebida y con poca ropa (uno se pregunta cuál es el ministerio saudí responsable de "ordenar el bien y evitar el vicio" diría sobre tal conducta o es permisible si uno de la familia real saudí se entrega a él?).

Poco después se hizo evidente que los EE.UU. no atacaría a Siria como los saudíes habían esperado y planeado para, Bandar fue a la ciudad portuaria jordana de Aqaba para satisfacer director de la agencia de inteligencia Mossad de Israel, Tamir Pardo. El objetivo era coordinar la política saudita israelí contra Siria e Irán. Esta información se filtró por una fuente de la embajada saudí en Amman, Jordania, lo que indica que dentro de los círculos gobernantes saudíes, hay grandes diferencias.

Es necesario recordar que cuando el plan para organizar la revuelta en Siria se fraguó en un café de París en febrero de 2011, Bandar asistió junto con el embajador de EE.UU. en Israel, Dan Shapiro y EE.UU. El subsecretario de Estado Jeffrey Feltman. Naturalmente también participaron una serie de figuras de la oposición siria. Tanto Shapiro y Feltman son sionistas y firmemente a favor de Israel. La creencia popular en ese momento era que el régimen de Asad se colapsaría en cuestión de meses, si no semanas.

Bandar ha estado haciendo otros movimientos también, puesto que la negativa de EE.UU. para atacar a Siria en agosto pasado. Según los informes, se reunió con el presidente francés, Francois Hollande cuando visitó Tel Aviv para satisfacer Netanyahu. Según el sitio web del Líbano, al-Hadath, Bandar propuso política común sobre la política nuclear de Irán para tratar de sabotear cualquier acuerdo con los EE.UU.. Además, Bandar propuso el fortalecimiento de las defensas de Arabia Saudita (léase, los saudíes comprar más armas, esta vez de Francia). Esto debe haber sido música para los oídos de Hollande ya que la economía francesa está luchando y cualquier entrada de efectivo sería bienvenida.

Abrazo abierto de los saudíes de los sionistas refleja su desesperación. Debe, sin embargo, alertar a todos los musulmanes sinceros a la verdadera naturaleza de este régimen. La pregunta que los musulmanes deben hacer es, si las dos ciudades santas de La Meca y Medina se puede dejar en manos de los sionistas aliados saudíes. Si Masjid al-Aqsa está bajo la ocupación directa de los sionistas, la Meca y Medina están bajo la ocupación indirecta de los sionistas ya los saudíes son sus aliados cercanos.

¿Hasta cuándo los musulmanes tolerar esta situación continúe?

Por: taahir Mustafa

Fuente: Media Luna Internacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada