miércoles, 24 de julio de 2013

Israel rechaza la prohibición del uso de fósforo blanco




La oposición del régimen de Israel a la prohibición del uso de fósforo blanco en las zonas urbanizadas ha provocado una gran reacción entre las organizaciones de derechos humanos, informó el martes el portal noticiero Paltoday.com. 
El informe precisa que cuatro organizaciones defensoras de derechos humanos emitieron un comunicado conjunto en el que condenan categóricamente la respuesta del tribunal supremo israelí a la petición de estos grupos pro-DDHH que habían solicitado prohibir al régimen de Tel Aviv el uso de fósforo blanco en las zonas urbanas. 
Según recientes declaraciones de las organizaciones de derechos humanos Al-Mizan, Al-Hagh, el centro de derechos humanos palestino y Al-Zamir, el veredicto emitido por el tribunal supremo del régimen israelí ha allanado el terreno para el uso de esta sustancia en las urbanizaciones de los territorios ocupados de Palestina y, de hecho, pone en gran peligro la vida de los habitantes de esas zonas. 
El 9 de julio de 2013, el tribunal supremo del régimen de Tel Aviv aceptó el compromiso presentado por las autoridades israelíes de no usar fósforo blanco contra civiles, sólo en casos excepcionales, como asuntos secretos. 
La decisión del tribunal supremo israelí ha dado luz verde a las autoridades del régimen de Tel Aviv para que sigan utilizando fósforo blanco en zonas densamente pobladas, pero, esta vez, con el consentimiento del máximo órgano judicial del régimen israelí. 
El régimen de Israel se excusa por el uso de fósforo blanco durante sus ataques sobre la Franja de Gaza en 2009. Pero no menciona que no vaya a volver a utilizar el resto de armas químicas que posee, parte de las cuales ya usó contra los civiles palestinos, muchos de ellos sufrieron graves consecuencias como enfermedades difíciles de tratar y dolores casi imposibles de disipar. 
Fósforo blanco, mercurio, volframio o cadmio, son algunos de los elementos químicos altamente peligrosos para el ser humano que ha sido corroborado en diferentes estudios hechos en las zonas bombardeadas en 2009. 
Hasta el momento, los estudios indican que las armas químicas utilizadas por el régimen de Israel causan patologías respiratorias y de neurocomportamiento, además de ser altamente cancerígenas. Asimismo, se teme que los restos químicos se hayan extendido a una parte de la población palestina de Gaza a través de la contaminación del agua, del suelo y del aire. 


 See more at: http://www.hispantv.ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada