viernes, 7 de febrero de 2014

Renuncia ejército libanés a los 3 000 millones en armamento francés

El 29 de diciembre de 2013, mientras el presidente francés Francois Hollande estaba de visita en Riad, Arabia Saudita prometió bruscamente una compra de armamento francés para el Líbano por valor de 3 000 millones de dólares. El 6 de enero de 2014, el general Jean Kahwaji (ver imagen), jefe del Estado Mayor del Ejército Libanés, anunció que la institución armada libanesa ha renunciado a esa donación.

La donación saudita, de un monto sin precedente, había sido anunciada públicamente por el presidente del Líbano, Michel Sleiman, y ulteriormente confirmada por Arabia Saudita y Francia.

A través de nuestro sitio web, el periodista francés Thierry Meyssan señaló entonces que la generosidad saudita estaba en realidad destinada a pagar el que no se haya grabado lo que confesó el líder de al-Qaeda en Líbano, Majid al-Majid, luego de su arresto por el Ejército Libanés [1]. Los hechos están dándole la razón: 

Según el Ejército Libanés, Majid al-Majid estaba tan enfermo que no pudo prestar declaración ante un magistrado y falleció el 4 de enero de 2014, mientras se hallaba detenido y sin haber hecho declaraciones que implicaran a Arabia Saudita. 

El embajador de Estados Unidos en Líbano, David Hale, viajó a Riad para garantizar que Arabia Saudita no dotara al Líbano de armamento que pudiese hacer posible la defensa de ese país contra Israel. 

El Departamento de Estado realizó una gestión similar con el gobierno de Francia. 

Las entregas de armamento francés previstas en el marco de la donación saudita nunca llegarán a concretarse. Pero un gran número de intermediarios sauditas, franceses y libaneses ya fueron «gratificados» por Arabia Saudita a título personal, empezando por el presidente del Líbano, quien ya se echó en el bolsillo 50 millones de dólares. 

Para enterrar todo el asunto, es posible que el Ejército Libanés acabe recibiendo algunos uniformes y unos cuantos vehículos nuevos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada