miércoles, 19 de marzo de 2014

Israel aprueba construcción de 186 viviendas ilegales en Al-Quds; ‘Palestinos deben pagar a israelíes por demolición de sus propias casas’

Pese a la condena internacional, el régimen de Israel planea construir nuevos asentamientos ilegales en los territorios ocupados de Palestina. 
El régimen de Israel ha aprobado este miércoles la construcción de 186 viviendas en las colonias de Jerusalén Este (Al-Quds), han informado fuentes oficiales. 
Según ha anunciado el consejero municipal Pepe Alalu, miembro del partido opositor Meretz, el régimen israelí aprobó definitivamente la jornada de hoy la construcción de cuarenta nuevas viviendas en Pisgat Zeev y 146 en Har Homa. 
La continuación de la expansión de los asentamientos israelíes en la Palestina ocupada se ha convertido en un gran obstáculo para los esfuerzos destinados a establecer la paz en Oriente Medio. 
“La decisión (del régimen) israelí es problemática desde el punto de vista de los palestinos, pero también de los estadounidenses y del conjunto de la comunidad internacional", ha agregado Alalu. 
Por su parte, el portavoz de la organización anticolonización israelí 'Paz Ahora', Lior Amihai, lamentó la "triste decisión" tomada por el ayuntamiento de Al-Quds. 
La construcción de 558 viviendas (386 en Har Homa, 136 en Neve Yaakov y 36 en Pisgat Zeev) ya fue aprobada por las autoridades de Al-Quds a finales del mes de febrero de este año en curso. 
Más de medio millón de israelíes vive en más de 120 asentamientos ilegales en los territorios ocupados palestinos, los cuales fueron construidos tras la ocupación de Palestina en 1967. 
Cabe destacar que esta medida ha sido condenada, en ocasiones anteriores, por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y numerosos países y organizaciones internacionales en base al Convenio de Ginebra, el cual prohíbe la construcción en tierras ocupadas por el régimen de Israel durante la guerra de 1967  
Fuente:hispantv

‘Palestinos deben pagar a israelíes por demolición de sus propias casas’
Un tribunal del régimen israelí ha ordenado este miércoles la demolición de varias viviendas palestinas, y los propietarios deben pagar los costos de la destrucción de sus hogares. 
La corte del régimen de Tel Aviv ha decretado que los dueños de las viviendas deben pagar 20.000 shekels israelíes (6000 dólares) a las autoridades del citado régimen, a modo de indemnización por la demolición de sus hogares. 
Ante esta situación, las familias palestinas han pedido la congelación de esta ley, además de solicitar a los palestinos residentes en Haifa, Ramalá y Lod que protesten contra los planes racistas del régimen usurpador. 
Con fecha anterior, las fuerzas del régimen de Israel demolieron decenas de viviendas palestinas en la aldea beduina de Al-Zaarura, en el desierto del Néguev, situado en el sur de los territorios ocupados palestinos. 
Estas medidas racistas del régimen israelí se realizan en el marco del plan discriminatorio 'Prawer-Begin', que supone la confiscación de más tierras palestinas y la destrucción de sus viviendas. 
En 'Prawer-Begin' se prevé la expropiación forzosa de 40.000 beduinos, la demolición de unos cuarenta pueblos y la confiscación de más de 7000 hectáreas de tierras en el Néguev. 
El pasado 7 de febrero, 25 organizaciones humanitarias internacionales, que trabajan en zonas ocupadas de Cisjordania y Jerusalén Este (Al-Quds), denunciaron el enorme incremento de las demoliciones de viviendas palestinas en los últimos meses y urgieron al régimen de Tel Aviv a cesar esta práctica. 

Fuente: hispantv

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada