martes, 4 de agosto de 2015

La autopsia practicada sobre el bebé revela que fue ‘quemado en vida’. Sus padres y hermanito luchan por su vida



Luego de la práctica de la autopsia al bebé mártir Ali Saad Dawabsha de 18 meses, el Ministerio de Justicia palestino confirmó que “fue asesinado en un ataque incendiario y el fuego acabó con su vida el pasado viernes” (ver: Info 31/7). Por su parte el ministro de Justicia palestino Salim al-Saqqa, aseveró que “no había hollín en el interior del cuerpo del bebé, lo que indica que estaba vivo cuando se quemó. El cuerpo estaba completamente ennegrecido, sus facciones se habían fundido, partes de sus extremidades se desintegraron, mientras que los pulmones y la caja torácica se habían carcomido por el fuego”. La gran cantidad de líquido inflamable y los cócteles molotov arrojados por los terroristas judíos permitió que todo se incendiara en minutos y no dio lugar a la familia poder rescatarse así mismo ya que su padre Saad y su madre Riham al igual que su hermanito Ahmad de 4 años sufrieron quemaduras y asfixias. El estado de gravedad pone en peligro sus vidas, el padre tiene quemado el 90% de su cuerpo, su madre el 80% de su cuerpo y su hermanito tiene comprometido el 60% y se están debatiendo entre la vida y la muerte. Fotos: Rescatada del fuego la foto del padre, la madre y el bebé mártir. / Así quedó la casa incendiada de la familia Dawabsha como consecuencia del ataque terrorista judío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada