domingo, 17 de mayo de 2015

Israel: inmigrantes africanos reciben $3500 para salir o serán encarcelados

Fuerzas israelíes arrestan a un inmigrante africano
Las políticas racistas del régimen de Israel no tienen fin ni límite, esta vez anunció el sábado que dará a elegir a migrantes africanos entre la prisión o ser expulsados de los territorios ocupados a cambio de recibir 3500 dólares.

Estamos decididos a expulsar a decenas de miles de infiltrados que están aquí, después bajaremos a cero el número de infiltrados en busca de trabajo que han entrado en (los territorios ocupados)", dice Netanyahu.

El nuevo gabinete del régimen de Tel Aviv declaró el sábado que pagará 3500 dólares a cada inmigrante africano para que salga de las tierras ocupadas, y advirtió que los migrantes que no aceptan esta propuesta se enfrentan a cargos e irán a la cárcel.

En este contexto, el primer ministro del régimen israelí, Benyamin Netanyahu, alegó que "el principal objetivo de esta medida es preservar el carácter judío y democrático (del régimen) de Israel".

"Estamos decididos a expulsar a decenas de miles de infiltrados que están aquí, después bajaremos a cero el número de infiltrados en busca de trabajo que han entrado en (los territorios ocupados)", subrayó el premier israelí en la reciente reunión de su gabinete.

Asimismo, medios locales indicaron que el régimen de Israel también construirá un centro de detención en el sur de la ciudad de Tel Aviv y aumentará sus ayudas financieras a los agentes de policía de esta zona, donde reside la mayoría de los inmigrantes africanos.

El pasado 3 de mayo, cientos de inmigrantes de origen etíope organizaron protestas en los territorios ocupados palestinos contra el racismo y brutalidad de la policía israelí en su contra.

Las fuerzas de seguridad israelíes detienen a un inmigrante etíope en una manifestación en Tel Aviv.
El evento se realizó tres días después de que los inmigrantes de origen etíope celebraran una manifestación parecida en Al-Quds (Jerusalén) y exigieran una investigación sobre la brutalidad policial protagonizada por los efectivos israelíes contra los africanos que viven en los territorios ocupados palestinos.

En noviembre de 2014, el régimen israelí aprobó un nuevo proyecto de ley contra los inmigrantes indocumentados en los territorios ocupados, que autorizaba la detención hasta tres meses de los inmigrantes, para luego trasladarlos "de inmediato" al centro de internamiento de Holot, en el sur de los territorios ocupados, donde pueden permanecer hasta 20 meses. 

Según el Observatorio de Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés), el régimen de Tel Aviv utiliza la amenaza de la detención prolongada para obligar a los inmigrantes africanos a renunciar a sus solicitudes de asilo.

Fuente:Hispantv.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada