domingo, 5 de abril de 2015

EE.UU. admite que Israel dispone de armas nucleares


Ottawa, 1 abr (PL) El desarrollo de armas nucleares en Israel, reconocido por Estados Unidos, debe servir para que la comunidad internacional obligue a Tel Aviv a firmar un tratado de no proliferación, comentó hoy el sitio digital canadiense Global Research.A principios de febrero último, el departamento de Defensa estadounidense desclasificó informes sobre el programa nuclear israelí, donde se detalla que para mediados de los años 80, los científicos de esa nación eran capaces de producir una bomba de hidrógeno.
Según el informe de 386 páginas "Evaluación de la tecnología crítica de Israel y las naciones de la OTAN", preparado en 1987 por el Instituto para el Análisis de Defensa (IDA), el país del Medio Oriente creaba una bomba atómica en laboratorios secretos.
Expertos de la IDA incluso reconocieron que en ciertas áreas los científicos hebreos superaban a sus colegas norteamericanos, al proponer formas no convencionales para la fisión nuclear, lo que les habría permitido disponer de una versión propia de la bomba de hidrógeno.
De acuerdo con los analistas del IDA, a mediados de los años 80 Israel se convirtió en el sexta potencia nuclear, después de Estados Unidos, la Unión Soviética, Gran Bretaña, Francia y China, a pesar de que hizo todo lo posible para ocultar este información.
Advierte la fuente que resulta revelador el artículo "Los secretos del arsenal nuclear de Israel", publicado el 5 de octubre de 1986 en el diario The Sunday Times, a partir de los testimonios del científico nuclear israelí Mordechai Vanunu que sacó a la luz los secretos nucleares de su país.
Vanunu develó que el Estado judío tenía capacidades secretas para producir plutonio por más de dos décadas, a razón de 40 kilogramos al año, suficiente para construir 10 bombas nucleares.
Especialistas citados por The Sunday Times confirmaron que en 1986 Israel podría haber tenido entre 100 y 200 de las mortíferas armas.
Tales informaciones proporcionan una comprensión razonable de por qué Tel Aviv intenta mantener un monopolio nuclear en Medio Oriente a cualquier costo, intentando evitar a cualquier costo que sus potenciales adversarios accedan a la tecnología para producir este armamento, subrayó el periodista Vladimir Platov en su artículo de Global Research.
Aunque estas desclasificaciones fueron ignoradas por los grandes medios de prensa occidentales, analistas advirtieron que la ventilación de los informes secretos sospechosamente coincidieron con el actual proceso de deterioro de la relación entre Estados Unidos e Israel.
El gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu comenzó una masiva campaña de críticas contra la administración del presidente Barack Obama debido a la muy probable firma de un acuerdo internacional relacionado con el programa nuclear pacífico iraní.
A la luz de estas publicaciones y el reconocimiento oficial por Estados Unidos de que Israel es una potencia nuclear desde hace unos 30 años, la comunidad internacional debe iniciar un debate en la ONU que obligue a Tel Aviv a firmar el Tratado de no proliferación de armas nucleares y comenzar a desmantelar su arsenal bajo un rígido control internacional, propuso la publicación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada