miércoles, 2 de abril de 2014

Israel se apropia más tierra palestina para los asentamientos judíos


Las autoridades de ocupación israelíes han emitido órdenes militares para confiscar alrededor de unos 300.000 metros cuadrados de tierra perteneciente a los palestinos en la ciudad de Nablús, en la Cisjordania ocupada, para proyectos vinculados a los ilegales asentamientos judíos, dijo el lunes un responsable palestino.
“Los residentes han sido informados de que sus tierras serán utilizadas como un cementerio y una escuela para las dos colonias judías vecinas”, dijo Hassan Daglas, un responsable palestino a cargo de las cuestiones de colonización en la parte septentrional de Cisjordania.

Estos hechos se producen mientras que las conversaciones israelo-palestinas bajo la mediación estadounidense están a punto de hundirse debido a las graves divergencias sobre cuestiones fundamentales, incluyendo la continuación de las construcciones en los asentamientos.

La cuestión de los asentamientos en los territorios ocupados palestinos está considerada por la comunidad internacional como el principal obstáculo para el éxito del así llamado “proceso de paz”.

Desde el pasado mes de julio, Israel ha anunciado la construcción de más de 11.700 viviendas para colonos judíos en sus 137 asentamientos situados en la Cisjordania y el Jerusalén Este ocupados.

Ultimátum palestino a Israel

Por otro lado, el Gobierno palestino anunció que comenzarán hoy gestiones para ingresar en agencias de la ONU de incumplirse la liberación de los nacionalistas presos en Israel y la congelación de los asentamientos en Cisjordania y Jerusalén.

El ultimátum fue difundido tras una reunión tarde en la noche de la dirección de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) para responder a las nuevas precondiciones del primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu.

Durante una visita a Washington el mes pasado, el jefe del gabinete israelí exigió a los palestinos reconocer a su país como Estado judío.

Abbas rechazó la demanda y obtuvo el apoyo de la Liga Arabe en una reunión de cancilleres, ratificado en la cumbre de ese ente en el emirato de Kuwait la semana pasada.

Fuentes palestinas dijeron que no habrá extensión de las conversaciones sin liberación de presos y un congelamiento de la construcción de asentamientos en la Cisjordania y Jerusalén este, donde se proponen establecer la capital de su Estado independiente.

Tel Aviv se comprometió a liberar 104 nacionalistas presos en cárceles israelíes hace décadas, pero rehusó excarcelar a los 26 restantes del grupo de 104 comprendidos en el acuerdo.

Abbas debía reunirse con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien llegó de improviso la víspera a Israel, pero en su lugar envió al negociador principal Saeb Erekat, sin que hayan trascendido detalles de lo tratado en el encuentro.

Las negociaciones recomenzaron en julio pasado en el entendido de que para el próximo 29 de abril habrían acuerdos sobre el marco de las discusiones, pero fueron suspendidas poco después debido a las autorizaciones del Gobierno israelí para construir miles de viviendas en los territorios ocupados.

De acuerdo con la legislación internacional vigente, la anexión de territorios de Estados bajo ocupación militar y el asentamiento de poblaciones son crímenes de guerra.

En noviembre de 2012 Palestina obtuvo el estatuto de estado observador no miembro de la ONU, el mismo de El Vaticano, a pesar de la oposición de Estados Unidos e Israel.

Fuente: Al Manar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada